Así es el nuevo proyecto de Norman Foster en Madrid para Acciona

Arrancan las obras del complejo de oficinas en Méndez Álvaro, que tienen como seña de identidad la sostenibilidad

Interior de las futuras oficinas promocionadas por Acciona en Méndez Álvaro. Ver fotogalería
Interior de las futuras oficinas promocionadas por Acciona en Méndez Álvaro.

Madrid estrenará a inicios de 2022 una obra del británico Norman Foster, unos de los arquitectos más reconocidos del mundo. Las obras de rehabilitación del inmueble de Acciona, una antigua planta de gas en Méndez Álvaro, ya han comenzado bajo el espíritu de la sostenibilidad, según adelanta la compañía.

Acciona adquirió el inmueble sin uso a Naturgy en 2017 y, tal como adelantó Cinco Dias el pasado año, encargó a Foster la rehabilitación. Se trata de la nave de motores, la única superviviente, de la Sociedad de Gasificación Industrial de Cerro de la Plata, construida en ladrillo en 1905 y diseñada por Luis Landecho, quien también proyectó el Hotel Ritz y el Ateneo en Madrid.

Las obras del proyecto en la calle Ombú, frente a El Corte Inglés de Méndez Álvaro, comenzaron en abril tras recibir la licencia municipal. Foster conserva las 10.000 toneladas de ladrillo de la antigua nave y rehabilita su exterior. Por dentro, crea una nueva estructura de madera con el compromiso de usar material obtenido en fábricas y bosques cercanos. La antigua linterna en el centro de la cubierta se rehabilita para crear un lucernario que aporta luz natural al interior, reduciendo el consumo de energía. Además, el vidrio incorpora en su interior placas de silicio que generan electricidad.

Las oficinas proyectadas por Acciona tendrán una superficie alquilable de 10.000 m2. La compañía presidida por José Manuel Entrecanales no ha desvelado la inversión en el desarrollo y baraja la opción de vender esas nuevas oficinas o alquilarlas. La firma estudió que este inmueble fuese su nueva sede corporativa, pero finalmente se trasladarán a otro proyecto en la calle Mesena, en el antiguo cuartel general de Santander España.

El interior cuenta con tres plantas escalonadas para dar sensación de amplitud y permitir el paso de la luz. El proyecto conlleva también crear un parque de 10.000 m2 –bordeando al edificio–, en el que se plantarán 300 árboles y que está ideado como espacio donde poder trabajar, tener reuniones informales y descansar. La entrada peatonal a Ombú 6, de hecho, se realiza a través de un novedoso acceso circular en el parque pero a un nivel inferior al de la calle y desde el que se llega a un gran patio distribuidor.

Esta es la segunda obra que el estudio Foster + Partners desarrolla simultáneamente en Madrid. Actualmente concluye para el fondo CBRE GI la rehabilitación de la histórica sede de Barclays en la plaza de Colón, que tendrá como nuevo inquilino a Caixabank. Igualmente, junto a Carlos Rubio ganó el concurso para la remodelación del Salón de Reinos del Museo del Prado, que sumará 2.500 m2 en una nueva ampliación.

Foster obtuvo el premio Pritzker de arquitectura en 1999 y el Príncipe de Asturias en 2009. En Madrid también diseñó la Torre Cepsa, terminada en 2009 en el entorno de las Cuatro Torres. Adicionalmente reformó el palacete de 1912 en Chamberí que acoge la propia Fundación Norman Foster. En España suma otras obras, como las estaciones de metro de Bilbao, la Bodega Faustino en Burgos, la torre de comunicaciones de Collserola y las estaciones de servicio de Repsol.

Normas
Entra en El País para participar