Solo perder usuarios hará cambiar de rumbo a Zuckerberg

Facebook ha ganado con la pandemia y los empleados tienen menos fuerza de cara al conflicto por Trump

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, en 2019.
Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, en 2019. AFP

Mark Zuckerberg dice que está escuchando las críticas sobre su forma de manejar los mensajes incendiarios del presidente Donald Trump en Facebook. Algunos empleados, y grupos de derechos civiles, no están convencidos. En la situación actual, el cofundador de la red social de 661.000 millones de dólares tiene pocos incentivos para actuar, porque la plataforma está funcionando con fuerza tal como está.

El jefe de Facebook se mantuvo firme el martes en su decisión de no eliminar o marcar un comentario de Trump sobre que “cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo”, aunque reconoció que los empleados podrían estar molestos, informó el New York Times.

Un día antes, algunos trabajadores habían hecho una huelga virtual contra los textos de Trump, tras manifestaciones y violencia en decenas de ciudades de Estados Unidos. Zuckerberg dijo que los comentarios no infringían las políticas de Facebook. En cambio, Twitter advirtió a los usuarios de que la declaración de Trump glorificaba la violencia.

Zuckerberg tampoco dejó impresionados a los grupos de derechos civiles con los que habló, que el lunes dijeron que se negó a reconocer que estaba facilitando los llamamientos a la violencia.

Facebook no ha hecho más que fortalecerse durante la pandemia que precedió a las protestas en curso. Las órdenes de confinamiento han estimulado a más gente a conectarse virtualmente. Los usuarios activos mensuales de la compañía en el primer trimestre, en toda su familia de plataformas, que incluyen la aplicación para compartir fotos Instagram y el servicio de mensajería Whats­App, alcanzaron los 3.000 millones por primera vez. Si bien los ingresos por publicidad se vieron afectados, desde entonces se han estabilizado y la participación de los usuarios se ha disparado.

La devastación económica causada por el brote también quita influencia a los empleados. Varios trabajadores dieron el inusual paso de tuitear sus críticas a Facebook. Timothy Aveni, un ingeniero de soft­ware, dijo en un post de LinkedIn el lunes que renunciaba en protesta y pidió a la gente que contactara con las ofertas de trabajo del Área de la Bahía de San Francisco.

Pero una ola de renuncias es poco probable. Las empresas Uber Technologies y Lyft, junto con el portal de reseñas Yelp y el servicio de cupones Groupon, han despedido a miles de trabajadores en el último mes. La empresa matriz de Google, Alphabet, abandonó sus planes de contratar a 20.000 personas este año.

Facebook ha sobrevivido (y aumentado su número de usuarios) a escándalos de privacidad, a investigaciones del Gobierno y al uso de sus plataformas por parte de Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016. Mientras sus decisiones no asusten a muchos de sus 2.400 millones de usuarios diarios, es fácil apostar a que Zuckerberg mantendrá el rumbo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías