Regulación

La UE estudia modificar Mifid 2 para potenciar los informes de analistas

El objetivo es que haya más seguimiento de las pequeñas y medianas empresas cotizadas

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

La Comisión Europea está en plena revisión de la normativa Mifid 2, que entró en vigor en 2018 y que tenía como objetivo último mejorar la protección de los inversores en la Unión Europea. Pero esta directiva también ha tenido efectos secundarios perversos enel mercado. La regulación, que  exige a los intermediarios separar los costes de ejecución de los de análisis, ha provocado que el número de informes sobre empresas cotizadas, especialmente las de mediano y pequeño tamaño, se haya desplomado. En última instancia, supone pagar por esos informes, cuando antes se ofrecían como parte de un pack junto al coste de las operaciones.

Asi, las autoridades europeas están debatiendo relajar estas normas según un documento al que ha tenido acceso Bloomberg. Así, ejecución y análisis se podrían ofrecer de manera conjunta de nuevo, en un intento de evitar que las cotizadas más pequeñas queden huérfanas de seguimiento. La directiva ha eliminado el incentivo para que los intermediarios  –bancos y empresas de servicios de inversión–, para que las firmas cotizadas de menor tamaño atraigan la atención de los inversores.

Los documentos consultados por Bloombeg también revelan que las propias compañías están invirtiendo en financiar sus propios informes para disponer de más visibilidad. Con su puesta en marcha, la norma sacudió la industria de análisis de todo el planeta. Las plantillas de analistas bursátiles se han reducido y los ingresos se han desplomado. Las empresas más pequeñas, habitualmente con menos inversores, reciben además menos demanda de análisis, con lo que es díficil ganar dinero elaborando informes para ellas.

La desagregación de los costes de ejecución y de los de análisis (unbundling, en la jerga) tenía por objeto reducir los conflictos de intereses, y la Unión Europea sigue con ese principio muy presente, según los documentos

La CNMV, en sus comentarios a la revisión de Mifid 2 que ha solicitado la Comisión Europea al mercado, es partidaria de ser flexible. Aboga por reconsiderar todo régimen de Mifid 2 respecto a la obligación de separar de los costes de ejecución y de análisis, la CNMV solicita a la Comisión. Explica que los requisitos de la normativa sobre este punto, si bien han supuesto una reducción de los costes aplicables, han limitado la cantidad y calidad del análisis financiero disponible y han dejado sin cobertura a muchas empresas de pequeña y mediana capitalización bursátil.

Normas
Entra en El País para participar