Fondos de inversión

Belgravia logra que todos sus fondos que apuestan por alzas ganen dinero en 2020

La gestora ha incorporado valores cíclicos como TF1, Peugeot y Acerinox ante la reapertura de las economías

Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de Belgravia Capital.
Carlos Cerezo, presidente y director de inversiones de Belgravia Capital.

El nuevo fondo de Belgravia Capital (Tau European Equities), cerró mayo, el primer mes tras su lanzamiento, con una rentabilidad acumulada del 2,8%, un periodo en el que ha logrado captar una inversión de 4,5 millones de euros. Este vehículo de renta variable, domiciliado en Luxemburgo y creado con el objetivo de inversión de lograr una rentabilidad superior a la obtenida por su índice de referencia, el Stoxx 600, en el largo plazo, se encuentra actualmente invertido al 90%.

Además, en los cinco primeros meses del año, Belgravia Épsilon, el vehículo de referencia de la entidad, acumula una rentabilidad del 1,5%, frente a la caída del 14,1% del índice Stoxx 600 con dividendos netos en ese mismo periodo. Este producto invierte la liquidez únicamente en instrumentos de mercado monetario, con una variación de la exposición (de 0% a 100%), según el momento de mercado.

En la actualidad, la entidad gestiona un total de seis vehículos de inversión, cinco de los cuales acumulan rentabilidades positivas en 2020, en un entorno de turbulencias y volatilidad marcado por la crisis sanitaria del Covid-19.

Partiendo de una exposición neta a mercado de un 9% a principios de marzo, Belgravia Épsilon ha ido aumentando gradualmente su inversión en renta variable conforme se ha ido ganando visibilidad en el impacto de los estímulos de los bancos centrales y en la reapertura de las distintas economías tras el confinamiento. Durante el mes de marzo, la entidad realizó un movimiento táctico en cartera, incorporando compañías que se podían comportar mejor que el mercado, tanto por su carácter defensivo (Telefonica Deutschland, Enagas), bien por mejoras en beneficios consecuencia de una mayor demanda de los productos ofrecidos (Ahold, Reckitt Benckiser), o por la estabilidad de la demanda en los productos que ofrecen (Yara y OCI).

A lo largo de abril y mayo, el equipo de gestión de Belgravia, liderado por Carlos Cerezo y José Palma, ha posicionado su cartera con un sesgo “income”, consecuencia del incremento de la masa monetaria, tras los últimos estímulos de los bancos centrales, los niveles de valoración relativos y el esperado incremento de los indicadores de actividad adelantados. De esta manera, ha incorporado o incrementado compañías como TF1, Peugeot y Acerinox, entre otras. A su vez, conforme aumentaba la visibilidad del desconfinamiento, la entidad ha aumentado la posición larga, hasta el 83%, cubriendo con futuros del Eurostoxx 50 en un 23%, lo que sitúa su exposición neta al mercado a fin de mes en el 60%.

Belgravia mantiene el mismo modelo de gestión desde hace 18 años, con un estilo de inversión ecléctico, que le permite realizar un análisis de todo tipo de compañías en el universo europeo, atendiendo a los méritos propios de cada compañía, y una selección de los valores basado en el análisis fundamental.

Cristina Solinís, directora de relación con Inversores de Belgravia Capital, explica que “en un escenario tremendamente complejo como el que hemos vivido en esta primera parte del año, las rentabilidades de nuestros vehículos reflejan que hemos acertado en los movimientos realizados, dando un mayor peso a compañías con potencial de revalorización, según las valoraciones actuales, y moviendo el grado de exposición de la cartera según se ha ido incrementando la visibilidad en los mercados”.

Normas
Entra en El País para participar