La promoción lleva a beneficios al holding de la familia Jove

Inveravante mejora sus ingresos un 30% en el último año. Reconoce que la pandemia afectará al negocio hotelero e inmobiliario

Recreación de una promoción de Avantespacia en Estepona (Málaga).
Recreación de una promoción de Avantespacia en Estepona (Málaga).

El holding Inveravante, del recientemente fallecido Manuel Jove, volvió a beneficios el pasado año, al ver impulsado fuertemente el negocio de promoción inmobiliaria. El grupo obtuvo un resultado consolidado de 13 millones de euros en 2019 frente a las pérdidas de 70 millones del año anterior. Al impulso de la edificación se suma la venta de algunas filiales de energía en el exterior. Aunque la empresa ya recoge que la pandemia por Covid-19 afectará fundamentalmente a su negocio inmobiliario y hotelero en 2020.

Inveravante perdió a su fundador a inicios de mayo tras luchar contra el cáncer en el último año. Jove creó el holding en 2007 y en él se refugió tras la venta de su promotora Fadesa a Martinsa por 4.000 millones. Este grupo cuenta con actividades inmobiliarias, hoteleras, de energías renovables, bodegas y queserías. Desde finales de mes cuenta con el directivo de la casa, el financiero Jaime de Lacalle, como consejero delegado y en la presidencia se sitúan los hijos del fundador, Felipa y Manuel Ángel.

Las cuentas presentadas ahora por la corporación muestran que el pasado año el negocio alcanzó los 200,2 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual de un 31%. De esos ingresos, el 66% proviene de la actividad promotora y hotelera, que vivió un acelerón de las ventas del 96%, según se explica en el informe de gestión de las cuentas del grupo. A finales de año, su promotora Avantespacia comercializaba 1.324 viviendas en Andalucía, Canarias, Cataluña, Galicia, Madrid y Navarra. El 25% de la facturación llegó de las filiales de energía renovables y el resto procedente de otros negocios, como su marca Terraselecta, con bodegas en Ribera del Duero, Tierra de Castilla, Rioja, Monterrei, Rías Baixas y Jerez, además de la Quesería 1605 en Ciudad Real. Entre las enajenaciones se desprendió del negocio energético ligado a Vetra Southeast y Vetra Exploraciones y Exploración Colombia.

La firma de la familia Jove reconoce, por otro lado, que la pandemia de Covid-19 y la crisis consecuente podrían afectar a sus actividades “de manera significativa” e impactar en los resultados de 2020, pero no implicará un ajuste de las cuentas de 2019. “Podrían verse afectados especialmente en el área de negocio inmobiliario y hotelero”, en este último caso debido a las restricciones en viajes. Inveravante cuenta con la marca hotelera Attica 21, además de ser propietario de hoteles en Marruecos operados por Hilton, Four Seasons y Pestana, y ser dueño de Parque Warner en Madrid.

Normas
Entra en El País para participar