Moody's rebaja a bono basura la calificación de IAG y British Airways

La nota crediticia pasa de 'Baa3' a 'Ba1' tras el proceso de revisión abierto a mediados de marzo

British Airways Ba1

Nuevo problema para IAG y su buque insignia British Airways, cuyas calificaciones crediticias han caído al terreno del bono basura también a ojos de la agencia Moody’s. Esta ha bajado la nota del holding y de la firma británica a 'Ba1', desde la anterior 'Baa3', ante la incertidumbre generada por el Covid-19 en el transporte aéreo y la presión que ejercerían sobre la caja posibles rebrotes a la vuelta del verano.

Junto a la deuda a largo plazo de IAG, Moody’s también baja un escalón la calificación de los 1.000 millones en pagarés (con el vencimiento del 50% en 2023 y del resto en 2027), de 'Ba2' a 'Baa3'. Concluye de este modo la revisión iniciada el pasado 17 de marzo, situándose ahora una perspectiva negativa sobre IAG.

Moody’s argumenta que el sector aéreo se mantendrá seriamente afectado durante todo este año y 2021, no recuperándose el nivel de demanda de 2019 hasta entrado el año 2023, según un escenario optimista.

La agencia remarca la sólida posición de liquidez de IAG, con 10.000 millones al cierre de abril, pero también advierte del riesgo que supondría la prolongación de las restricciones a los vuelos y de la posibilidad de que la compañía tenga que elevar sus niveles de endeudamiento en pleno shock crediticio.

IAG prevé que sus aerolíneas cierren el ejercicio con una rebaja de capacidad cercana al 50%. El conglomerado tiene un 67% de la oferta en vuelos fuera de Europa (80% en el caso de British Airways), precisamente los de más lenta recuperación, y una alta exposición al segmento de viajes de negocios, subraya la agencia de calificación. Por ello, prevé una recuperación más lenta para sus grandes aerolíneas que para la parte de la industria menos dependiente del largo radio.

El informe de Moody`s sobre IAG salta al mercado días después de que S&P bajara la calificación de la empresa también un escalón, a BB desde BBB- (el umbral que diferencia el aprobado del suspenso). "Creemos que el Covid-19 podría dar como resultado una caída del tráfico aéreo de pasajeros de hasta el 50% en 2020 y que la recuperación se prolongará hasta el año 2023", señalaba S&P, que btambién dejó por debajo del grado de inversión a Lufthansa.

Normas
Entra en El País para participar