Covid-19

Moody's rebaja la nota de Easyjet y revisa a la baja las de IAG y British

La 'low cost', muy expuesta a Italia, baja de Baa1 a Baa2 pese a su "sólido balance"

Un avión de Easyjet en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Un avión de Easyjet en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Las calificaciones crediticias de las principales aerolíneas europeas empiezan a retocarse a la baja por el derrumbe en la demanda y la incertidumbre generada por el coronavirus. La agencia Moody’s ha anunciado la rebaja de un escalón en la nota de Easyjet, al tiempo que ha puesto en revisión, con perspectiva negativa, las de British Airways e IAG.

En el caso de IAG, Moody’s analiza a la baja todas sus calificaciones, tanto la de Baa3 como emisor a largo plazo como esa misma nota para los pagarés por 1.000 millones con vencimientos a 2023 y 2027. El holding que agrupa a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, gozaba hasta ahora de perspectiva estable.

El escenario previsto por Moody’s es de una drástica reducción del 50% en el tráfico de IAG en el segundo trimestre, y del 18% en todo 2020, donde no descarta la puesta en tierra de toda la flota. La compañía que dirige Willie Walsh sufre amplios impacto por las restricciones de los vuelos a sus dos grandes mercados de larga distancia: EE UU y Asia.

La posibilidad de que se restrinjan las conexiones entre EE UU y Reino Unido también hacen tambalearse al rating de British Airways (Baa3 en revisión pasa su rebaja).

IAG afronta esta crisis con una liquidez de 9.300 millones entre efectivo, equivalentes y líneas de crédito no utilizadas (1.900 millones), convirtiéndose en uno de los grupos aéreos con mayor colchón del mundo.

Bajada para Easyjet

En el caso de la low cost naranja, la calificación cae de Baa1 a Baa2, afectando al programa de deuda EMTN de 3.000 millones de libras y a bonos senior no garantizados por otros 1.500 millones de euros, cuyo vencimiento está fijado en 2023 y 2025. En ambas remesas de deuda la nueva calificación es de Baa2.

La agencia, que habla de una empresa con sólido balance, mantendrá la perspectiva negativa sobre el rating de Easyjet, segunda mayor aerolínea europea de bajo coste tras la irlandesa Ryanair. La justificación, como en el caso de IAG, no es otra que “la rápida y creciente propagación del brote de coronavirus, que está deteriorando las perspectivas económicas en todo el mundo, afecta al precio del petróleo y disminuye los precios de los activos, creando un shock crediticio severo y extenso en muchos sectores, regiones y mercados”, explica Moody’s en su informe.

La entidad espera un fuerte deterioro en el flujo de caja en el ejercicio y un debilitamiento de la posición de liquidez, además de un alza en el apalancamiento. El último análisis realizado por la asociación de aerolíneas Iata, citado por Moody’s, prevé una caída de pasajeros en 2020 que va del 11% al 19%. La agencia ha rebajado el rating de Easyjet teniendo en cuenta un escenario inicial de fuertes recortes en la producción durante tres meses. “El escenario base prevé una recuperación gradual en el tráfico de pasajeros a partir del tercer trimestre”, explicita el informe.

La posición de caja de Easyjet es de 2.000 millones de libras, con 1.600 millones en efectivo y una línea de crédito por disponer de 500 millones más.

El análisis de Moody's estima un recorte del 50% en pasajeros para EasyJet en el segundo trimestre y de un 21% en el año. La exposición de esta aerolínea a Italia, donde recogió el 20% de sus pasajeros en 2019, explica parte de la exposición inicial al coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar