Empresas y Gobiernos financian con 6.900 millones la I+D frente al Covid-19

Janssen, Moderna y AstraZeneca lideran los recursos recibidos. Mapfre, Aena o Caixa aparecen entre los financiadores

Empresas y Gobiernos financian con 6.900 millones la I+D frente al Covid-19 pulsa en la foto

La pandemia por Covid-19 está movilizando como nunca en la historia a Gobiernos, empresas, centros de investigación e industria farmacéutica en canalizar sus esfuerzos en encontrar una vacuna y las mejores terapias para luchar contra una enfermedad que ya se ha cobrado 349.065 muertes hasta ayer en todo el planeta, según recopila la Organización Munidal de la Salud (OMS). Para lograrlo, los laboratorios farmacéuticos e instituciones involucradas en la I+D han recibido miles de millones de euros en tan solo unas semanas para avanzar en los ensayos.

Distintos gobiernos, fundaciones como la de Bill & Melinda Gates y donantes privados han destinado ya 6.901 millones de euros a financiar la investigación frente al virus SARS-CoV-2, según adelanta CincoDías con información recopilada por Policy Cures Research, un think tank australiano anteriormente ligado a la London School of Economics. Esta institución ha recogido todos los recursos en el mundo anunciados y canalizados hacia esa lucha.

En concreto, las partidas destinadas a vacunas alcanzan ya los 3.948,9 millones de euros, absorbiendo más de la mitad de todos los desembolsos. En el caso de ensayos para terapias que puedan curar las afecciones provocadas por el virus, los organismos investigadores han recaudado 804 millones; para herramientas de diagnóstico el flujo llega a los 629,3 millones; en investigación básica lo recaudado son 138 millones; para nuevas plataformas tecnológicas otros 24,5 millones, y finalmente queda una gran bolsa con área sin especificar por 1.356 millones.

La farmacéutica que más recursos ha recibido es la británica AstraZeneca, involucrada en la investigación de una vacuna junto a la Universidad de Oxford. El Gobierno de Donald Trump financia a esta compañía con 1.089 millones de euros a través de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (Barda, en sus siglas en inglés), uno de las grandes fuentes públicas de EE UU que sobresalen por su apoyo a los laboratorios.

El caso de Grifols

En este informe solo aparece una empresa española, Grifols, como destinataria de dinero para la investigación en algún campo relacionado con el coronavirus. A través de su filial Grifols Internacional, la multinacional de hemoderivados ha recibido una inyección de EE UU de más de 11 millones. La cotizada catalana actualmente trabaja en una inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 y, además, ha desarrollado su propio kit de diagnóstico del virus para hospitales.

Y es que el gran financiador de los avances farmacológicos es EE UU, que ha distribuido 3.150 millones entre empresas y centros de investigación (ver gráfico). A través de Barda, el departamento de Salud de Trump ha repartido más de 2.500 millones.

Igualmente, otros dos laboratorios involucrados en los ensayos de una vacuna han recibido de Barda recursos, concretamente Janssen, del gigante Johnson & Johnson, con 552,6 millones y Moderna Therapecutics con otros 390,7. En la lista de empresas aparecen pequeñas firmas biotecnológicas como AbCellera, MassCPR, CureVas, Abivax, y grandes multinacionales como Sanofi (otro de los principales protagonistas del sector de las vacunas).

Esta recopilación de recursos externos no detalla lo que las propias compañías estén destinando en I+D contra el coronavirus, unos presupuestos que todavía no son públicos.

Igualmente numerosas universidades de todo el mundo han recibido recursos, entre las que destaca la de Oxford, impulsada con 102 millones del Gobierno británico para el desarrollo de una de las 10 vacunas que ya se prueban en humanos.

El papel de España

El think tank Policy Cures Research recopila también la financiación que han destinado el sector público y privado en España, que se sitúa como octavo país en volumen de recursos destinados, con 110 millones. El CSIC y el Instituto Carlos III son los organismos más beneficiados por parte del Gobierno y de las donaciones del gestor aeroportuario Aena, Fundación Mapfre, Fundación Jesús Serra (Catalana Occidente) y la Fundación La Caixa. Aunque el gran montante del Ejecutivo de Pedro Sánchez ha ido a la CEPI (Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias, en sus siglas en inglés), a la que ha destinado casi 80 millones de euros.

Precisamente la CEPI, que ha recibido 1.040 millones de numerosos países, se ha convertido en un gran centralizador y canalizador de recursos que, a su vez, se reparten entre numerosas iniciativas de vacunas como la de Novavax o la de AstraZeneca. CEPI es un organismo público-privado que se creó en el Foro de Davos de 2017 bajo el impulso de Bill Gates, fundador de Microsoft.

La OMS ya tiene registradas 124 vacunas en investigación en todo el mundo, de los que 10 proyectos se encuentran en fase clínica, es decir, con ensayos en humanos, mientras que las otras 114 candidatas se encuentran en fase preclínica. Entre esta decena se encuentran las iniciativas de Pfizer, AstraZeneca, de las chinas CanSino, Sinopharm y Sinovac, y de las estadounidenses Inovio y Moderna.

Novavax compra una planta en India para la vacuna

Novavax ha adquirido una planta de Serum Institute of India, el mayor fabricante mundial de vacunas por volumen por 152 millones de euros, informó ayer la compañía estadounidense, que tiene como objetivo producir 1.000 millones de dosis de su vacuna Covid-19 el próximo año.

También ayer se conoció que el principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus en EE UU, Anthony Fauci, se desmarcó de nuevo del presidente Trump, poniendo en duda la eficacia de la hidroxicloroquina como terapia. La OMS frenó el lunes esas investigaciones y ayer se sumaron Italia, Francia, Bélgica y Reino Unido por los efectos adversos de este tratamiento contra la malaria, usado ahora en múltiples ensayos.

Normas
Entra en El País para participar