La OCDE constata que 2020 arranca con el peor trimestre desde el apogeo de la crisis financiera

Los países desarrollados sufren un retroceso del 1,8% que oscila según las medidas de confinamiento entre el -5,8% de Francia, el -3,8% de la zona euro y el –0,9% de Japón

Terrazas cerradas.
Terrazas cerradas.

Las economías desarrolladas sufrieron una caída media del 1,8% entre enero y marzo de 2020 como consecuencia de la propagación de la pandemia de coronavirus, lo que supone el peor trimestre desde el apogeo de la Gran Recesión, que tuvo lugar en el arranque de 2009 como consecuencia de la crisis financiera.

Así lo ha constatado este martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un informe que subrayas las fuertes oscilaciones que provoca, dentro del retroceso generalizado, el grado de severidad de las medidas de confinamiento adoptadas en cada país para hacer frente a la pandemia del Covid-19.

Así, en países donde las medidas de confinamiento y cierre de comercios fueron más estrictas, las caídas de PIB fueron más acusadas. Es el caso de Francia, que cede un 5,8% tras la caída del 0,1% del último trimestre de 2019, o de Italia, que cae un 4,7% frente al -0,3% del periodo de octubre a diciembre del año pasado, según los datos provisionales manejados por la OCDE.

Aunque el informe no ofrece datos sobre España, las férreas medidas de confinamiento decretadas bajo el amparo del estado de alarma puesto en marcha el pasado 15 de marzo han situado la economía del país en el grupo de países más afectados. Según el Banco de España, el primer trimestre concluyó con un desplome histórico del 5,2% frente al trimestre anterior.

Las caídas fueron del 2,6% en Canadá, el 2,2% en Alemania y el 2% en Reino Unido, pese a que estas economías cerraron 2019 con un alza del 0,1%, en el primer caso, un leve paso atrás del 0,1% en el país germano y una situación de tablas, en el caso británico.

En EE UU, donde muchos estados recomendaron permanecer en casa a finales del mes de marzo, la reducción de la economía fue menos dramática, pasando del -0,5% al -1,2% en el primer trimestre de este año.

En el extremo contrario, el de Japón, donde las medidas de contención no supusieron tantos cambios en la actividad, la contracción fue de solo el 0,9% en el arranque de 2020, lo que supone una mejora desde el -1,9% del último trimestre del ejercicio anterior.

En la zona euro, la contracción fue del 3,8%, frente al avance del 0,1% en el trimestre anterior, mientras que en el conjunto de la Unión Europea la caída fue del 3,3%, tras crecer un 0,2% entre octubre y diciembre de 2019.

De esta forma, el crecimiento anual del PIB de los países que componen la OCDE se ha mermado al -0,8% en el primer trimestre de este año, tras la expansión del 1,6% registrada en el anterior. Entre las grandes economías, este descenso anual varía entre el 0,3% de EE UU y el 5,4% que pierde Francia.

Normas
Entra en El País para participar