Energía

Naturgy ficha a Pedro Larrea, Jorge Barredo y Carlos Vecino para tres nuevas divisiones

Con estos cambios, Reynés "quiere acelerar la transformación" en la segunda fase del plan estratégico

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, en la junta telemática de la compañía celebrada hoy.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy, en la junta telemática de la compañía celebrada hoy.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha anunciado en la junta general de accionistas que se ha celebrado hoy en Madrid de forma telemática, una reorganización del staf de la compañía con la creación de tres nuevas unidades de negocio: la Unidad de Gestión de la Energía y Redes, la Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios y la Unidad de Comercialización Minorista. Para cada una de ellas, y respectivamente, Reynés ha fichado a directivos externos al grupo: Pedro Larrea, exdirectivo de Endesa y del Grupo Villar-Mir; Jorge Barredo, fundador y presidente de la empresa de renovables y X-Elio y Carlos Vecino, exresponsable de Marketing de Vodafone España y fundador del operador República Móvil, vendido a Orange hace dos años.

Según el presidente de Naturgy, con estos cambios "reforzamos nuestro equipo; es un concepto que suma", en alusión a que el actual equipo directivo seguirá. En su opinión, los nuevos fichajes son "profesionales de reconocido prestigio, alguno con experiencia empresarial" y que llegan con los siguientes objetivos: "añadir experiencia y dotar de aire fresco a nuestros debates y puntos de vista a diferentes que nos aportarán valor". En palabras de Reynés, estos cambios forman parte de la segunda fase del plan estratégico que la compañía anunció en junio de 2018. Tras 22 meses, considera una necesidad imperiosa "acelerar nuestra transformación".

En este marco, los objetivos son reducir el perfil de riesgo y la volatilidad de la compañía, optimizando las operaciones, con rotación de activos; fortalecer la posición de la empresa, con la renegociación de los contratos internacionales de gas (priorizando los acuerdos pero sin descartar los arbitrajes); redefinir las operaciones, reforzando la estructura financiera, con mayor liquidez (ha añadido en el trimestre 2.000 millones, hasta rondar los 10.000 millones); y reforzar la cultura empresarial y el equipo, potenciando la reputación y los compromisos sociales (en este punto, se compromete a contar con un 40% de mujeres en el consejo) y ofrecer nuevas soluciones organizativas. En este último punto se encuadran los nombramientos anunciados, que Reynés tenía ya previstos anunciar en la junta del 17 de marzo, que se tuvo que posponer tras la declaración del estado de alarma por la crisis del covid-19.

En una rueda de prensa posterior a la junta, Reynés aclaró cómo encajan los nuevos nombramientos con la actual estructura compuesta por cuatro direcciones generales en el área de los negocios o chief operating officer (COO): las de Gas & Power, que dirige Manuel Fernández;  EMEA (Redes), con Rosa Sanz al frente y las direcciones de Latinoamérica, de las que se ocupan José Sanleandro (Norte) y Antonio Gallart (Sur). Según el presidente, todos ellos dependerán a partir de ahora de la Unidad de Pedro Larrea, excepto las funciones que desempeñan relativas a renovables o mercado minorista, que pasan a depender a Barredo y Vecino, respectivamente. Ninguno por tanto reportará ya directamente a Reynés, sino que lo harán los nuevos incorporados.

Pedro Larrea es ingeniero de minas por la Universidad Polítécnica de Madrid y ha desarrollado su carrera como directivo en empresas como Endesa, Ferroatlántica y FerroGlobe. Jorge Barredo, ingeniero naval por esa misma universidad, fue fundador de Gestamp Solar que, tras la entrada de varios fondos de inversión, pasó a denominarse X-Elio, de la que fue CEO y presidente (también presidió la asociación fotovoltaica, UNEF). Por su parte, Carlos Vecino es ingeniero de Telecomunicaciones, igualmente por la Politécnica de Madrid, y fue fundador de la citada República Móvil.

Con los nuevos fichajes, Naturgy quiere "añadir aire fresco a nuestro debate"

La intención de crear una cuarta dirección corporativa, de la que dependerían todos los directores no ligados a los negocios financieros, jurídico, de estrategia o comunicación, como adelantó CincoDías, ha sido pospuesta por el momento, según fuentes del sector.  

La junta ha ratificado el reparto de un dividendo con cargo a los resultados de 2019 de 1,37 euros por acción, de los cuales, se ha desembolsado prácticamente todo en tres pagos a cuenta. Solo resta un céntimo por acción, que se hará efectivo el 3 de junio. Y ratifica el compromiso de pagar 1,44 euros por acción con cargo a 2020. Sobre la suspensión temporal del programa de recompra de acciones a raíz de la crisis sanitaria y que figuraba en el plan estratégico (700 millones de euros hasta ahora), Reynés consideró "que no es una prioridad", aunque no descarta retomarlo en el futuro. "Se trata de un mecanismo de retribución flexible en ausencia de otros motivos", añadió.

El único compromiso del plan estratégico de 2018 que sigue firme es el del dividendo, adecuándolo al ritmo que impongan las circunstancias. Respecto al futuro de las inversiones, su presidente señaló que los detalles tendrán que esperar. "Es demasiado pronto, el tamaño de la crisis y la velocidad de la salida son aún inciertos". En medio de esta tormenta, el primer objetivo de la cmpañía es revisar "los objetivos gordos, adaptar la estructura comercial, la ambición de renovables y seguir mejorando la compañía", por lo que "los números a largo" se darán más adelante.

Respecto a la evolución de la cotización, con una caída del 26% este año, "no podemos estar contentos", señaló Reynés, pese a que forma parte del impacto del covid-19, que ha hecho caer la demanda de los países donde está presente en dos dígitos y un derrumbe generalizado de los precios de la energía: un 54% el barril de Brent, un 33%, el Henry Hub, un 41% el del mercado mayorista de la electricidad en España y un 23% el precio del mercado de emisiones de CO.

Sobre los arbitrajes contra Argelia, Nigeria y otros proveedores internacionales de gas, Reynés no quiso avanzar información, "porque los contratos están sometidos a cláusulas de confidencialidad, por interés propio, tenemos que guardarnos bazas y por respeto a las partes". Naturgy priorizará las negociaciones frente a los litigios, por la rapidez de la solución y no perder presencia en el mercado. El ejecutivo aludió al nuevo mundo energético, al cambio radical, especialmente en el mercado del gas, cuya liquidez ha aumentado exponencialmente frente a una caída de la demanda.

Oportunidades

Preguntado si seguiría los pasos de la francesa Total, que acaba de adquirir activos eléctricos de EDP España, Reynés dijo que esta operación demuestra que "este mercado está cambiando rápido, que será muy competitivo con competidores con músculo financiero", como son las petroleras que se están adentrando en él, como hizo hace dos años Repsol. En comercialización minorista, la estrategia de Naturgy "será disruptiva" y en este sentido, aseguró que "en comercialización queremos ser un actor clave, con prácticas modernas y frescas".

No obstante, no descartó, como en otras ruedas de prensa, analizar "oportunidades que surjan", pues, "con una liquidez de 10.000 millones se pueden hacer muchas cosas". En primer lugar, dormir tranquilos, "no necesitas somníferos", ironizó Reynés, quien aplaudió la tramitación en las Cortes de la Ley de Cambio Climatico y Transición Energética, que despeja el futuro para "tomar decisiones de inversión a largo plazo".

En su discurso ante la junta, Reynés ha hecho una amplia mención a las actuaciones de organización que la compañía ha adoptado a raíz de la crisis sanitaria, además de la garantía del suministro, las medidas de solidaridad personal e institucional ya conocidas. También los efectos sobre las cuentas, que se saldaron en el trimestre con 305 millones de euros de beneficio neto, un 19% menos que en igual periodo del año pasado.

Entre los objetivos está "la adaptación a nuevas formas de trabajo" y lograr las eficiencias previstas para 2022 (500 millones) en este ejercicio. Reynés considera que la compañía se adelantó a las medidas contra la crisis sanitaria, garantizando la salud de los empleados, de los que un 75% está teletrabaja. Ahora, la compañía está adaptando el lugar de trabajo a la nueva realidad, que espera que "llegue dentro de poco". En este sentido, considera que Naturgy fue proactiva en tomar estas medidas y lo será "en el ansiado retorno, en una vuelta segura".

La junta, que ha dado elvisto bueno a la creación de una Comisió de Sostenibilidad, ha ratificado los nombramientos de las dos consejeras dominicales, Lucy Chadwick e Isabel Estapé, por el fondo estadounidense GIP y Criteria, respectivamente, con lo que se logra la paridad en el consejo. También han sido reelegidos Helena Herrero, Marcelino Armenter y Rajaram Rao, así como la ratificación del dominical Javier de Jaime.

 

 

 

MÁS INFORMACIÓN

Normas
Entra en El País para participar