Alemania rescatará a Lufthansa con un paquete de ayudas de 9.000 millones

El ministro de Economía anuncia que el Gobierno, como parte del acuerdo, obtendrá dos asientos en el consejo de supervisión

Aviones de Lufthansa aparcados en el aeropuerto Franz-Josef-Strauss de Múnich. rn
Aviones de Lufthansa aparcados en el aeropuerto Franz-Josef-Strauss de Múnich. AFP

El Gobierno alemán anunció este lunes que las negociaciones con Lufthansa para el rescate de la aerolínea han entrado en su "fase final", después de que medios alemanes informaran de un pacto por valor de 9.000 millones de euros y que implica un 20% de participación estatal en el grupo. Estas cifras se venían contemplando las últimas semanas. Según informaciones de la prensa germana, Lufthansa tendrá un plazo de tres años para reembolsar la ayuda.

El Fondo de Estabilización Económica (WSF) adquirirá participaciones sin derechos de voto por hasta 5.700 millones de euros en los activos de Lufthansa, de los que unos 4.700 millones serán de capital social, de acuerdo con las disposiciones del código de comercio alemán, informa Europa Press. Esta participación será ilimitada y podrá ser rescindida por la empresa de manera trimestral, tanto en su totalidad como por partes. Según lo acordado, la remuneración de las participaciones sin voto es del 4% para los años 2020 y 2021, aumentando hasta el 9,5% en 2027.

En una rueda de prensa ordinaria, la portavoz del Ministerio de Economía, Beate Baron, indicó que el único paso que falta, por parte del Gobierno, es que el Comité de Estabilización Económica debata y apruebe un borrador de acuerdo, sobre cuyo contenido rehusó entrar en detalles, aunque confirmó que el proceso está "en fase final". El ministro de Economía ha anunciado esta tarde que el Gobierno, como parte del acuerdo, obtendrá dos asientos en el consejo de supervisión de la empresa aérea.

Además, el trato aún esta pendiente de aprobación por parte de la dirección de Lufthansa y de la Comisión Europea, que ha establecido criterios estrictos para este tipo de rescates, entre ellos que el Estado desarrolle una "estrategia de salida". Los detalles concretos del acuerdo no han sido confirmados oficialmente hasta la fecha, pero la prensa alemana adelanta que el Gobierno alemán inyectará unos 9.000 millones de euros en la compañía, que afirma encaminarse hacia la insolvencia en caso de no recibir ayudas. De estos, 3.000 millones formarían parte de un crédito de las arcas estatales, con un interés de entre el 4 y el 5%, mientras que un empréstito convertible y una participación indirecta sumarían el resto, informa Efe.

A cambio, el Estado se convertiría en el mayor accionista de la aerolínea, con una participación del 20%, que podría ampliarse a un 25% en caso de que fuera necesario para evitar un intento de absorción por parte de otra empresa, y obtendría dos asientos en el Consejo de Administración.

En declaraciones al canal de televisión ZDF, el ministro de Economía, Peter Altmaier, dejó la puerta abierta a que Lufthansa devolviese las ayudas una vez hubiera superado el bache ocasionado por la pandemia. "En cuanto Lufthansa tenga ganancias de nuevo, el dinero se tiene que devolver. Esto puede tardar algunos años, nadie puede saberlo con antelación", comentó el domingo por la noche, asegurando que la participación estatal en la aerolínea sería una circunstancia temporal.

Por otro lado, un portavoz del Ministerio de Finanzas aclaró este lunes en Berlín que, como parte del rescate, Lufthansa debería ceñirse a unas "condiciones claras" en lo que respecta a la congelación del reparto de dividendos y bonus, unas reglas que se aplican 'a todas las empresas que piden ayudas'.

Las negociaciones con la aerolínea comenzaron, según medios alemanes, a principios de mes, y se alargan ya desde hace semanas en medio de continuos rumores sobre el cierre del acuerdo. El grupo de aerolíneas de Lufthansa negocia en paralelo ayudas parecidas con Austria, Bélgica y Suiza para sus filiales Austrian Airlines, Brussels Airlines y Swiss.

Merkel pelea las franjas horarias para la aerolínea

La canciller Angela Merkel dijo a miembros de su partido que el gobierno alemán no va a permitir a la Comisión Europea privar a Lufthansa de valiosas franjas horarias de despegue y aterrizaje en los aeródromos de Fráncfort y Múnich, informa el diario financiero germano Handelsblatt. "No permitiremos que eso suceda", dijo Merkel según participantes en la reunión.

Lufthansa y el organismo de control de la competencia están discutiendo en qué franjas horarias de qué aeropuertos la compañía tendrá que renunciar como compensación al rescate público, con el fin último de asegurar que la competencia no se vea obstaculizada, aseguró a Reuters una persona familiarizada con el asunto.

Normas
Entra en El País para participar