Rolls-Royce recortará 9.000 empleos e inversiones para ahorrar 1.450 millones al año

La reestructuración propuesta por la compañía afectará principalmente al negocio Aeroespacial Civil

Airbus A350 con motor de Rolls Royce en la sede de Airbus en Toulouse (Francia).
Airbus A350 con motor de Rolls Royce en la sede de Airbus en Toulouse (Francia). Reuters

Rolls-Royce llevará a cabo una profunda reorganización de su negocio para adaptar su actividad a los nuevos niveles de demanda como consecuencia de las dificultades que atraviesa el sector de la aviación comercial por el Covid-19.

El fabricante británico de motores para la industria aeroespacial planea el recorte de al menos 9.000 empleos en todo el mundo, lo que supone algo más del 17% de su plantilla -52.000 trabajadores-, según ha informado la empresa este miércoles.

La empresa ya anunció a principios de abril el plan de recortes y que suspendería el dividendo final para apuntalar sus finanzas como fabricante de motores de aviación para clientes de todo el mundo.

Además del ahorro de costes generado con esta reducción de plantilla, que la compañía cifra en unos 700 millones de libras (782 millones de euros) anuales, Rolls-Royce recortará sus inversiones y llevará a cabo ajustes de costes indirectos en otras áreas, con lo que espera elevar hasta más de 1.300 millones de libras (1.452 millones de euros) el ahorro anual.

Por su parte, los costes vinculados a la reestructuración planteada por la compañía probablemente rondarán los 800 millones de libras (894 millones de euros), que serán contabilizados entre los ejercicios 2020 y 2022.

La reestructuración propuesta afectará principalmente al negocio Aeroespacial Civil, donde la compañía llevará a cabo una evaluación detallada de sus instalaciones, aunque la compañía indicó que también tendrá implicaciones para las funciones de soporte central, mientras que el negocio de Defensa, localizado en Estados Unidos y Reino Unido, no se verá afectado por los ajustes.

"No es una crisis que hayamos creado, pero es la crisis a la que nos enfrentamos y debemos hacerle frente. Debemos tomar decisiones difíciles para superar esta época sin precedentes", ha señalado el consejero delegado de la empresa, Warren East.

East ha subrayado que los gobiernos están haciendo lo que pueden para ayudar a las empresas en el corto plazo, pero que la compañía debe responder a las condiciones del mercado a medio plazo hasta que el mundo de la aviación vuelva a volar a gran escala, advirtiendo de que los ejecutivos no pueden reemplazar una demanda de los consumidores que "simplemente no existe".

"Las decisiones estratégicas que hemos tomado en los últimos años nos han ayudado a responder rápidamente al Covid-19 y las sinergias entre nuestras divisiones nos dejan en una buena posición para capitalizar el potencial a largo plazo de nuestros mercados (...) Hemos salido de tiempos difíciles antes, para alcanzar logros increíbles. Lo haremos nuevamente", ha sentenciado.

Normas
Entra en El País para participar