El fondo bandera de SoftBank pierde 16.400 millones por Uber y WeWork

El grupo japonés presenta los resultados del pasado año fiscal, que acabó en marzo

Una persona camina delante de una de las oficinas de SoftBank, en Tokio.
Una persona camina delante de una de las oficinas de SoftBank, en Tokio.

El fondo bandera del grupo japonés SoftBank perdió el pasado año fiscal 1,9 billones de yenes (16.400 millones de euros), tras revisar a la baja el valor de sus inversiones, incluyendo WeWork y Uber.

La compañía registró una pérdida operativa general de 1,36 billones de yenes (11.700 millones de euros) en los 12 meses que terminaron en marzo y una pérdida neta de 961.600 millones de yenes (8.290 millones de euros), según un comunicado enviado hoy.

El conglomerado con sede en Tokio dio a conocer cifras en dos las declaraciones de ingresos del mes pasado. Las pérdidas son las peores de la historia en los 39 años de historia de la compañía.

El fundador de SoftBank, Masayoshi Son, creó Vision Fund, para invertir en compañías tecnológicas. El vehículo ha gastado 100.000 millones de dólares en este tipo de empresas, y el anterior ejercicio fiscal fue el principal contribuyente al beneficio del grupo.

A la decepcionante salida a Bolsa de Uber, la plataforma de coches con conductor, en mayo de 2019, se le unió el desplome de la valoración de WeWork. Esta firma de espacios compartidos para trabajar iba debutar en los mercados, cuando empezaron a aparecer dudas sobre su contabilidad, y SoftBank tuvo que rescatarla.

Masayoshi Son está lidiando con el impacto del coronavirus en su cartera de empresas de nueva creación, con un gran peso en la economía colaborativa. SoftBank también registró pérdidas de sus inversiones directas, incluyendo WeWork y el operador de satélites OneWeb, que se declaró en quiebra en marzo.

El año pasado, después de que el esfuerzo de WeWork por salir a Bolsa se viniera abajo, SoftBank intervino para organizar un rescate de 9.500 millones de dólares y poner a su propio jefe de operaciones, Marcelo Claure, a cargo,.dando un giro al negocio.

Bajo el control de SoftBank, WeWork ha estado ofreciendo algunos descuentos a los inquilinos para minimizar las cancelaciones después de que las cuarentenas ordenadas por los Gobiernos, hayan forzado empleados no esenciales en todo el mundo para trabajar desde casa.

Las inversiones de Son en el servicio de reservas de hoteles Oyo Hotels & Homes y en Uber, entre las posiciones más grandes de Vision Fund, también han ido mal. Oyo, en el que SoftBank invirtió cerca de 1.500 millones de dólares, despidió en abril a casi todos los empleados en países fuera de su mercado interno de la India, mientras lucha por sobrevivir al virus.Las acciones de Uber se negocian un 28% por debajo del precio de su salida a Bolsa.

A medida que las preocupaciones sobre las inversiones de SoftBank aumentaban, Son respondió con dos programas de recompras de acciones.

Normas
Entra en El País para participar