El directorio Chambers crea un ranking específico de ALSP

La guía constará de cuatro categorías, de acuerdo con los distintos tipos de proveedores en el mercado

El directorio Chambers crea un ranking específico de ALSP

Es una prueba más de la creciente porción de la tarta del mercado legal que van mordiendo los proveedores de servicios legales alternativos (ALSP, por sus siglas en inglés). El directorio británico Chambers & Partners ha creado un ranking específico para evaluar estas organizaciones, una guía que se divide en cuatro categorías, de acuerdo con los distintos servicios que ofrecen: personal legal flexible, gestión del ciclo de vida de los contratos, servicios de litigios y los ALSP creados por los despachos tradicionales.

María Sol Rubio, responsable de directorios internacionales en Gericó Associates y ex editora adjunta de Chambers, recuerda que el directorio suele analizar a conciencia la creación de nuevas guías. Si han apostado por ello, manifiesta, es porque "es un sector en crecimiento y al que ven buen futuro".

En la misma línea, Susana Claudio, directora de la consultora Band 1, subraya que los ALSP son un nuevo modelo de negocio "que ha llegado para quedarse y estos rankings lo que hacen es reflejar la realidad del mercado legal al que han llegado nuevos actores". Tal y como explica Chambers en su página web, la nueva guía es fruto de entrevistas con los propios proveedores de servicios alternativos, sus clientes y terceros con información privilegiada del mercado.

En España, los ALSP aún no gozan del impacto que sí tienen en los mercados legales de Estados Unidos y el Reino Unido. Sin embargo, el nacimiento de Ambar, marca aliada de Axiom en España, reavivó el debate sobre la eficiencia y la rentabilidad de estas organizaciones frente a los despachos tradicionales. "La creación de la guía es una muy buena noticia", afirma Irma Cebrián, una de las dos socias cofundadora del ALSP Abroading. "No solo porque ayudará a dar visibilidad a los proveedores alternativos, sino porque, además, supone la consolidación de un modelo de negocio hasta hoy considerado disruptivo en nuestro país", completa su compañera Silvia Perea.

María Sol comparte que la guía puede servir para dar un impulso a estos proveedores. Tanto es así que algunos grandes bufetes han creado sus propios ALSP para no dejar escapar esa parte del negocio que no busca un asesoramiento jurídico prémium. Susana Claudio, por su parte, añade que el actual contexto de crisis económica puede empujar a muchas asesorías jurídicas a contar en mayor medida con los ALSP.

Normas
Entra en El País para participar