Las autonomías exigen a Sánchez que aclare cómo repartirá el fondo de 16.000 millones

El Gobierno, que estudia ligarlo al número de hospitalizados y tamaño de población, asigna 4.152 millones más para compensar la desviación del objetivo de déficit de las CC AA

Foto de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Foto de archivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. MONCLOA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió este domingo la reclamación de la mayoría de las comunidades autónomas para que aclare cómo serán los criterios para el reparto del fondo de 16.000 millones que anunció hace semanas.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, ha señalado en rueda de prensa que se tomará en cuenta el número total de hospitalizados y el tamaño de la población, así como otros criterios que el Ejecutivo todavía está estudiando.

De los 16.000 millones destinados a las autonomías, 10.000 irán a cubrir gasto sanitario, 5.000 a paliar el impacto económico y 1.000 más a cubrir la factura social de la emergencia. Hacienda anunció que del total de fondos sanitarios 6.000 serán inyectados a las regiones en el primer semestre.

En principio, el peso de los criterios de reparto será del 35% para el volumen de ingresados en UCI; del 25% por hospitalizados; del 20% por infectados y otro tanto por población total. Los otros 4.000 se abonarán en la recta final del año, con un 40% de pago según la población; un 30% por ingresos en UCI; un 20% por hospitalizados y un 10% por casos confirmados. María Jesús Montero, ministra de Hacienda, sin embargo, confirmó el domingo en rueda de prensa que todavía se negocian los criterios.

La idea es que el primer tramo sufrague la atención a los enfermos y el segundo se dirija a preparar los sistemas sanitarios para un posible nuevo brote.

En la décima convocatoria de la Conferencia de Presidentes desde el decreto del estado de alarma -14 de marzo- Sánchez escuchó a todos los mandatarios autonómicos que volvieron a no fallar a la cita.

En esta ocasión, la mayoría de los presidentes denunció la incertidumbre en los criterios para el reparto del fondo autonómico. Además, expresaron su preocupación por lo que consideran una "descoordinación" en la cuestión educativa. El turismo, principal motor de la economía española, también centró parte de las intervenciones de los presidentes autonómicos.

En su intervención final, Sánchez confirmó, como ya se venía señalando días atrás, que se celebrarán sesiones monográficas de Educación y Turismo.

El inicio de las cuatro horas de reunión de este domingo lo marcó el presidente Sánchez exponiendo los últimos datos "francamente buenos" sobre el impacto de la pandemia en España, que arrojan la cifra más baja de fallecidos desde la irrupción de la Covid-19 en España, con 87 pérdidas.

El presidente les avanzó la intención de que los municipios de hasta 10.000 habitantes disfruten de las mismas condiciones en lo que resta de estado de alarma que los que tienen 5.000 habitantes o menos, sin franjas horarias.

En educación, Sánchez recordó que la fase 2 "autoriza parcialmente" la actividad educativa de manera presencial, especialmente en algunos cursos de fin de etapa, así como la autorización para los centros de Infantil destinados a alumnos de 0 a 6 años. Conocidas las críticas de las comunidades, admitió que "no podemos más que respetar las competencias educativas que están en vuestras manos".

En esta línea, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reclamó este un "criterio común" en materia de educación y en lo que atañe a la vuelta a las clases, y el de Andalucía, Juan Manuel Moreno alertó de la "descoordinación en materia educativa", un asunto de "importancia" capital en el que consideró que "no" se están adoptando decisiones estratégicas y que requiere de un debate muy serio y un mínimo impulso por el Gobierno central.

Educación

Según varios presidentes, la educación fue una materia tratada con "preocupación" en la reunión porque hay disparidad de criterios. Así, el lehendakari, Iñigo Urkullu, se mostró partidario de "favorecer la actividad educativa presencial".

El Gobierno vasco, expuso, mantiene un "especial empeño en iniciar esta actividad en los cursos de cambio de ciclo o de preparación de la selectividad; así como en el alumnado con dificultades académicas, sociales, familiares o con brecha digital, porque se necesita un refuerzo presencial".

"La educación presencial, cumpliendo los estrictos protocolos que hemos enviado a los centros, es imprescindible para contrarrestar la desigualdad del alumnado más vulnerable", defendió Urkullu.

Criterios

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reclamó que se cierre este mismo mes los criterios para el reparto del fondo de 16.000 millones de euros, aspecto que ya se ha tratado en varias reuniones y despierta un choque de intereses en las CC AA sobre los criterios para su reparto.

La cuestión del fondo de compensación también generó algún comentario como el del presidente de Asturias, Adrián Barbón, quién alertó de que algunas comunidades quieran camuflar como pérdidas de ingresos por la Covid-19 lo que es una pérdida de ingresos por bajar los impuestos.

Desde Andalucía y Murcia, se pidió que "cuanto antes" se cierren los criterios de reparto de los 16.000 millones de euros anunciados y que se busque "una fórmula de consenso", como dijo Moreno, entre todas las comunidades autónomas en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

4.152 millones más

Montero anunció también este domingo la asignación de 4.152 millones de euros para compensar parte de la desviación del objetivo de déficit del año 2019, lo que a su juicio "viene a incrementar en un momento oportuno la liquidez de las comunidades autónomas" dotándolas de mayores recursos para hacer frente a la pandemia por covid-19. Este dinero servirá para pagar a tiempo a los proveedores de las administraciones, ha explicado.

"Yo diría que nunca un gobierno de España ha hecho un esfuerzo mayor para garantizar la liquidez y la financiación de las comunidades autónomas", ha dicho Montero, tras recordar que desde el inicio de la actual crisis se actualizaron entregas a cuenta 7.907 millones se puso en marcha un fondo social extraordinario, con 300 millones, a lo que se sumaron otros 300 del Ministerio de Sanidad.

Entre los gastos acordados, Montero ha incluido 25 millones para garantizar las becas de comedor y la negociación con la Comisión Europea para que las comunidades puedan destinar hasta 3.200 millones de los fondos Feder no ejecutados para luchar contra el coronavirus.

Normas
Entra en El País para participar