Así repartirá Hacienda el nuevo fondo de 16.000 millones entre las regiones

El volumen de pacientes en UCI, de hospitalizados y de población serán las variables clave

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El número de pacientes en UCI afectados por el coronavirus Covid-19, el número total de hospitalizados y el tamaño de la población serán los principales criterios de reparto del nuevo fondo de liquidez de 16.000 millones de euros no reembolsables que el Gobierno facilitará a las comunidades autónomas para paliar los efectos de la pandemia. Así se lo comunicó este lunes la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, a los responsables autonómicos del ramo durante una reunión telemática de coordinación, que se alargó más de tres horas, en la que no se reveló el reparto concreto del monto por regiones.

De los 16.000 millones destinados a las autonomías, 10.000 irán a cubrir gasto sanitario, 5.000 a paliar el impacto económico y 1.000 más a cubrir la factura social de la emergencia. Hacienda anunció que del total de fondos sanitarios 6.000 serán inyectados a las regiones en el primer semestre. El peso de los criterios de reparto será del 35% para el volumen de ingresados en UCI; del 25% por hospitalizados; del 20% por infectados y otro tanto por población total. Los otros 4.000 se abonarán en la recta final del año, con un 40% de pago según la población; un 30% por ingresos en UCI; un 20% por hospitalizados y un 10% por casos confirmados. La idea es que el primer tramo sufrague la atención a los enfermos y el segundo se dirija a preparar los sistemas sanitarios para un posible nuevo brote.

Los 1.000 millones sociales se repartirán en función del tamaño de la población, aunque se tendrá en cuenta la superficie de la región, la dispersión de sus vecinos, el número de dependientes, el de mayores de 65 años y menores de 16. El reparto de los 5.000 millones de apoyo económico será decidido entre Hacienda y las regiones.

Montero destacó que la inyección de estos 16.000 millones supone la mayor transferencia directa de liquidez que jamás han recibido las comunidades y evitará que deban asumir recortes o sufrir tensiones de tesorería. Montero subrayó que el pago será en forma de transferencia directa que no deberá devolverse, ni generará intereses ni impactará en deuda.

Hacienda recordó a los consejeros que las autonomías recibirán este año 115.887 millones, un 7,3% más que en 2019, y una sobrefinanciación de 9.500 millones teniendo en cuenta el golpe económico del virus.

El reparto de estos 16.000 millones fue anunciado el sábado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que defendió que el Gobierno central está impulsando “la mayor movilización de fondos de nuestra historia democrática” para hacer frente al “mayor cataclismo económico en un siglo”, el que promete dejar la pandemia de coronavirus.La fórmula replica el reparto de fondos sin contrapartida que el Gobierno está reclamando que ponga en marcha la UE a escala comunitaria.

Madrid teme perder más de un millón de empleos

Mientras negocia la recepción de fondos estatales, la Comunidad de Madrid estima que una desescalada ágil dejaría una caía del 5,6% en el PIB regional y la pérdida de 339.000 empleos. Sin embargo, si la reapertura total se retrasa a finales de año, el retroceso podría ser del 17% y la pérdida laboral de 1,1 millones de empleos.

Normas
Entra en El País para participar