La ley de Segunda Oportunidad para salvar a autónomos en tiempos de COVID-19

La primera fase pasa por establecer un nuevo calendario de pagos.

La ley de Segunda Oportunidad para salvar a autónomos en tiempos de COVID-19

Desde que el Gobierno de España decretase el estado de alarma, muchos trabajadores autónomos se han visto obligados a cerrar sus negocios y solicitar la prestación por cese de actividad. Los datos señalan que aproximadamente uno de cada tres autónomos se beneficia de esta prestación, que ha sido aprobada en un 97% de las solicitudes recibidas, según cifras oficiales.

Son las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social las que están encargándose de gestionar esta petición, y según los datos publicados por la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) la cifra de autónomos que se benefician del cese de actividad es de 923.812.

Pero el contexto en el que se desenvuelven los profesionales por cuenta propia no es nada optimista, a tenor de las cifras de paro y de las previsiones del Banco de España, que calcula un descenso del PIB español de entre un 6% y un 13,5%

Un auténtico salvavidas

Toda esta incertidumbre puede empujar a muchos autónomos al cierre definitivo de sus negocios, ya que muchos no podrán hacer frente a sus deudas. Es aquí cuando la Ley de la Segunda Oportunidad cobra más importancia que nunca, a pesar de que sigue siendo una gran desconocida; tal y como indican los expertos de empiezadecero.es.

En un análisis al respecto publicado en su web, recuerdan que esde 2015, la medida ayuda a muchos autónomos y empresarios a tomar oxígeno económico, para poder salvarlos a través de un nuevo calendario de pagos. Si con eso tampoco se resuelve el problema, entraría la segunda fase de esta ley, en la que el solicitante, ya en concurso de acreedores, busca la exoneración de la deuda por vía judicial.

En caso de que la resolución sea favorable, es posible perdonar hasta la totalidad de la deuda si se declara insolvente. Las últimas actualizaciones de esta ley e interpretaciones en sentencias han incluido también a la deuda pública en este proceso, lo que permite al autónomo la cancelación del 100% de esta deuda, siempre y cuando se den unas condiciones concretas.

En cualquier caso, todos los pronósticos indican que la Ley de Segunda Oportunidad se convertirá en uno de los pilares para salvaguardar el patrimonio personal y futuro del autónomo, en caso de impagos generados por la situación excepcional que vivimos.

Normas
Entra en El País para participar