Finanzas

El BCE espera que la banca conserve como capital 27.000 millones de euros de los destinados a dividendo

Enria dijo en una entrevista que esperan que "los bancos tomen en serio nuestra petición de moderación extrema en las remuneraciones variables"

Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE.
Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE.

El presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria, espera que los bancos conserven como capital en sus balances más de 27.000 millones de euros de los 35.000 millones que preveían repartir en dividendos a sus accionistas.

Enria dijo en una entrevista que el BCE ha publicado en su web que "también se han cancelado las recompras de acciones previstas".

"Y esperamos que los bancos tomen en serio nuestra petición de moderación extrema en las remuneraciones variables", añadió.

"En una crisis como esta, los bancos deberían conservar cada euro de capital que pueda destinarse a absorber pérdidas y seguir proporcionando crédito a la economía", dijo el presidente de la supervisión del BCE.

Enria también pronostica "que los préstamos dudosos aumenten considerablemente, pese a todas las medidas de apoyo adoptadas", debido a que la contracción de la economía de la zona del euro será aún mayor que durante la última crisis financiera.

"El impacto podría ser notable en todos los países de la zona del euro, no solo en algunos. Pero es cierto que la capacidad de resistencia de los bancos es mayor que en 2008", dijo Enria.

El economista italiano también lamentó que "aún existan tantos obstáculos a la consolidación transfronteriza, entre ellos, normativas fiscales, societarias y de insolvencias fragmentadas".

"Para superar la resistencia a eliminar estas barreras, necesitamos redes de seguridad verdaderamente europeas, incluido un seguro de depósitos europeo", en su opinión.

Enria también considera que "la presente crisis es una llamada de atención que pone de manifiesto la necesidad de soluciones europeas para problemas europeos."

En este sentido, hizo hincapié en que es necesario "completar la unión bancaria, fundamentalmente mediante la creación de un sistema europeo de seguro de depósitos, que sigue siendo una de las principales prioridades" y "facilitar la actividad transfronteriza en el sector bancario, lo que apoyaría la distribución privada de los riesgos y mejoraría el acceso de los ciudadanos a servicios bancarios de bajo coste y alta calidad".

"Nuestro objetivo debería ser completar la unión bancaria en el actual ciclo institucional, antes de 2024", dijo el presidente del Consejo de Supervisión del BCE.

Normas
Entra en El País para participar