Casado rechaza apoyar a Sánchez "para arruinar España" y este dice que "la unidad salva empresas"

El PP reitera que votará en contra del estado de alarma. El decreto ley sobre Justicia sale adelante con la mayoría de la investidura

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez antes del comienzo de la sesión de control al ejecutivo.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez antes del comienzo de la sesión de control al ejecutivo. EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha renunciado a apoyar al Gobierno en sus medidas económicas para afrontar la crisis provocada por el coronavirus, pues considera que llevarán a "arruinar a España", mientras que el presidente Pedro Sánchez le ha replicado que "la unidad también salva empresas y puestos de trabajo", al igual que lo han expresado el resto de los ministros que han intervenido en la sesión de control al Ejecutivo celebrada este miércoles en el Congreso.

En la sesión plenaria también se han debatido y convalidado dos decretos leyes, uno que incluye una treintena de medidas económicas y sociales para encarar la situación creada por la pandemia, con el apoyo de ERC, JxCAT, PNV y Ciudadanos, entre otras formaciones, y otro sobre medidas procesales y organizativas para evitar el colapso en el ámbito de la Administración de Justicia, con la mayoría de apoyos obtenida en la investidura, superando el rechazo del PP, Vox y Cs. Ambos decretos se tramitarán como proyectos de ley por el procedimiento de urgencia a petición de algunos grupos para poder optar a su modificación a través de enmiendas.

Por otra parte, Sánchez ha encuadrado las críticas del líder de la oposición como "argumentos de cartón piedra" y ha pedido a Casado "que abandone la confrontación y que sume y arrime el hombro" en la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social que echa a andar esta semana en la sede parlamentaria. Todo ello tras la exigencia del líder de los Populares de levantar la aplicación del estado de alarma y "sustituirlo por la legislación básica", algo que, ha asegurado, "aconseja la Unión Europea y ya han asumido la mayor parte de sus Estados". Por su parte, Sánchez ha defendido "un estado de alarma distinto" como lo es la situación de la pandemia del coronavirus, hasta culminar la desescalada y alcanzar la "nueva normalidad".

Asimismo, Casado ha criticado que el PSOE "sigue con su geometría variable" y, a la vez que busca acuerdos con formaciones como ERC, Junts o la CUP, "exige a los que mete en un cordón sanitario" que le apoyen para "extender su manto de armiño un mes más", en referencia al intento del Gobierno de obtener el respaldo del Congreso para prorrogar el estado de alarma por 30 días, en lugar de los 15 días habituales.

De esta forma, el líder del PP ha insistido en que su formación no apoyará una nueva prórroga del decreto, de hecho ayer afirmó que su intención es votar en contra, y le ha recordado que le ha propuesto en dos ocasiones sendos planes para luchar contra la crisis del COVID, el último este martes, que abogaba por recortar costes, hacer una desescalada a la población por grupos de riesgo y no por franjas horarias y hacer un pacto de Estado por la Sanidad. "Hasta aquí hemos llegado: le hemos apoyado dos meses para salvar vidas, pero no le volveremos a apoyar para arruinar a España por tercera vez. Esa debe de ser la vieja normalidad socialista", ha concluido.

La financiación avalada por el ICO moviliza ya 41.266 millones

Por otro lado, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha informado durante su intervención en el Pleno de que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha registrado ya más de 318.000 operaciones de los distintos tramos aprobados de la línea de avales públicos para facilitar la liquidez a empresas y autónomos por un montante total de casi 31.400 millones de euros, que han permitido movilizar 41.266 millones de euros de financiación hasta el pasado domingo.

Calviño ha acudido al Congreso para defender el real decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado 21 de abril para enfrentar la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus y que incluye los cambios en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y en el IVA a productos sanitarios. El impacto económico global de esas medidas fiscales y laborales se cifra en 2.425 millones de euros, en su mayor parte por los 2.122 millones que dejarán de recaudarse por esos cambios en Sociedades y el IVA sanitario.

Calviño ha valorado durante su discurso que este decreto ómnibus garantice que la línea de avales del ICO por importe de hasta 100.000 millones de euros pueda liberarse hasta el 31 de diciembre de 2020, tres meses más de lo inicialmente planteado. "Es importante poner en valor esta línea de avales, considerada de mayor éxito de toda la Unión Europea y que constantemente mejoramos para llegar a todos los que necesitamos mantener activos para tener una buena base de recuperación económica", ha dicho.

"El estado de alarma no es un proyecto político"

Por otro lado, Pedro Sánchez, ha asegurado como respuesta a una pregunta por parte de EH Bildu  que el "proyecto político" de su Gabinete es el programa "progresista" que pactó con Unidas Podemos y por el que fue investido por la Cámara y ha pedido "no mezclar" esa 'hoja de ruta' con el acuerdo que selló la semana pasada con Ciudadanos para salvar la cuarta prórroga del estado de alarma. "El estado de alarma no es un proyecto político", ha dicho.

Por su parte, la líder del partido naranja, Inés Arrimadas ha evitado adelantar, en una entrevista recogida por Europa Press, qué votarían ante una nueva prórroga del estado de alarma y pide "calma" porque la votación sería la próxima semana y que en pocos días la situación de la pandemia "puede cambiar muchísimo". Asimismo, Arrimadas ha explicado que lo que trasladó al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en su conversación de este martes es que la formación naranja está dispuesta a negociar cada cuestión que se vote en el Congreso para hacer frente a la crisis del coronavirus, pero no le garantiza a priori su apoyo, aunque ha afirmado que el presidente no le planteó que vaya a solicitar esta vez al Congreso la prolongación del estado de alarma por un mes, hasta finales de junio.

Por otro lado, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, en su turno de pregunta al Gobierno, ha pedido al presidente del Ejecutivo que explique qué por "nueva normalidad", advertiendo que una vez controlado el riesgo de pandemia lo que no puede haber, en su opinión, son "restricciones en el ámbito de los derechos ni restricciones o cambios en los derechos competenciales institucionales" ni "aprovechar para hacer una reforma en tal sentido con esa excusa".

Esteban, cuya formación ha venido votando a favor de las sucesivas prórrogas del estado de alarma a cambio de arrancarle al Gobierno determinados compromisos, ha expresado así sus recelos ante la posibilidad de que el PSOE pueda sellar reformas desde un espíritu recentralizador con PP o Ciudadanos en la recién constituida comisión parlamentaria que buscará pactos de Estado para favorecer la reconstrucción social y económica del país.

Por su parte, el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que ha apoyado al Gobierno de Pedro Sánchez desde su investidura se ha replanteado por primera vez no apoyar la prórroga del estado de alarma, reclamando al Ejecutivo un cambio de "actitud", después de la respuesta que le ha dado la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, con respecto al reparto de 16.000 millones a las Comunidades para atender el coste sanitario de la pandemia y la caída de ingresos.

Asimismo, el diputado nacional del PRC, José María Mazón, ha advertido que no dará su respaldo a nueva prórroga del estado de alarma si el Gobierno de España adopta cualquier "medida donde Cantabria quede discriminada o perjudicada", aunque la voluntad de los regionalistas es apoyar al Ejecutivo de Pedro Sánchez hasta que termine el plan de desescalada.

Normas
Entra en El País para participar