Toyota prevé una caída del 80% en el beneficio del próximo año

La compañía eleva un 10% sus ganancias netas en el último ejercicio fiscal japonés

Empleados en una planta de Toyota en Francia.
Empleados en una planta de Toyota en Francia. REUTERS

Toyota registró un beneficio neto de 2,07 billones de yenes (17.896 millones de euros) en el año fiscal 2019/2020 -de abril de 2019 a marzo de este año-, lo que supone una subida del 10,3% en comparación con el año anterior, aunque ha advertido de un desplome de sus ganancias del 80% en el próximo año.

El fabricante japonés no espera que las ventas de coches regresen a los niveles previos a la crisis provocada por el coronavirus hasta dentro de otro año y apunta así a un beneficio operativo de 500.000 millones de yenes (4.285 millones de euros) para el próximo año fiscal, que acaba en marzo de 2021. Los analistas esperaban 1,8 billones.

"Este shock es mucho mayor que el de la crisis financiera global [de 2008]", ha reconocido el presidente del grupo nipón, Akio Toyoda, en una videoconferencia.

La facturación del grupo nipón en el año fiscal 2019/2020 fue de 29,92 billones de yenes (258.017 millones de euros), un 1% menos frente a los ingresos del ejercicio precedente, mientras que el beneficio operativo se situó en 2,44 billones de yenes (21.059 millones de euros), un 1% menos.

Toyota ha señalado que la pandemia ha tenido un impacto en sus ingresos netos de 380.000 millones de yenes (3.263 millones de euros) y de 160.000 millones de yenes (1.374 millones de euros) sobre el beneficio operativo.

El Covid-19 ha obligado a Toyota, al igual que otras firmas del sector, a cerrar fábricas debido a la fuerte caída de la demanda. Pero la empresa nipona también se ha visto afectada por las interrupciones en la cadena de suministros de componentes para el sector, tanto dentro como fuera de Japón, así como por el tipo de cambio de divisas.

En el último ejercicio fiscal, Toyota vendió 8,96 millones de vehículos en todo el mundo, un 0,2% menos. En Norteamérica, su principal mercado, entregó 2,71 millones de vehículos.

Toyoda ha explicado que las esperanzas están depositadas en que las economías se recuperen después de la conmoción causada por la crisis sanitaria y que planea incrementar sus inversiones y fortalecer su composición corporativa para sortear la crisis

El directivo, que lleva once años al frente de Toyota y le ha tocado vivir lo peor de la crisis que se desató en 2008 y la generada por el terremoto de 2011 en Japón, calcula que en el próximo ejercicio fiscal la firma venderá unos 7 millones de vehículos, casi un 22% menos, mientras que los ingresos retrocederán un 19,8%, hasta 24 billones de yenes (206.896 millones de euros), y un 79,5% el beneficio operativo, hasta 500.000 millones de yenes (4.310 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar