COVID-19

Walsh diseña una reeestructuración a gran escala en todo el grupo IAG

Alerta ante el Parlamento británico que la cuarentena anunciada por Johnson obligará a rehacer sus planes de desescalada

Aviones de IAG en el aeropuerto de Cardiff, Reino Unido.
Aviones de IAG en el aeropuerto de Cardiff, Reino Unido. Getty Images

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha adelantado en una comparecencia en el Parlamento británico una reestructuración a gran escala en la empresa. IAG, asegura, ha agotado todas las vías para reforzar la liquidez y su efectivo se está reduciendo a un ritmo significativo. Y Walsh no ha limitado la reestructuración a la aerolínea británica, para la que ya adelantó un plan de 12.000 despidos.

"No estamos haciendo nada que no creamos que es absolutamente necesario para asegurar la supervivencia de British Airways y estamos haciendo exactamente lo mismo con las otras aerolíneas del grupo", Aer Lingus y las españolas Iberia, Vueling y LEVEL, afirmó. El hecho de que solo se hayan especificado los despidos en BA se debe a que "las legislaciones laborales en Irlanda y España" son "diferentes", requieren "hacerlo de otra manera", declaró a la comisión de Transporte de la Cámara de los Comunes.

"Nos estamos embarcando en una reestructuración y ya he dejado claro que es una reestructuración de todo el grupo, no específica de BA", subrayó, y recordó que la empresa debe hacer frente a "la mayor crisis que el sector de la aviación y las aerolíneas de IAG han afrontado". Sobre Iberia ha sido menos concreto, asegurando que "el equipo gestor hará todo lo posibles para asegurar que pueda sobrevivir y competir tras la crisis".

Walsh indicó que la liquidez de la empresa se está viendo mermada por la ausencia casi total de ingresos. "La liquidez que tenemos se está reduciendo. Probablemente hemos agotado todas las vías que se me ocurren en este escenario para reforzar nuestra liquidez. El efectivo se ha reducido significativamente y así será a lo largo de mayo, junio y julio", ha explica Willie Walsh que ha añadido que "no estamos recibiendo ningún ingreso."

El CEO de la empresa, que dejará su lugar al español Luis Gallego en septiembre, ha lamentado la magnitud del impacto de la crisis, que forzará pérdidas de empleo en la firma británica. "Cualquiera que crea que vamos a volver a la situación de 2019 no comprende la escala de la amenaza que afronta la industria".

Planes de desescalada

IAG tendrá que revisar sus planes para reanudar los vuelos en julio si Gran Bretaña introduce una cuarentena de 14 días para todos aquellos viajeros que lleguen a Reino Unido procedentes de otros países. Así lo ha explicado Willie Walsh, consejero delegado de la compañía que agrupa a las aerolíneas British Airways, Iberia y Vueling. "El anuncio de ayer de un período de cuarentena de 14 días para entrar en el Reino Unido, definitivamente va a empeorar las cosas", ha explicado Walsh, CEO de IAG durante  una intervención en el Parlamento de Londres. 

"Habíamos estado planeando reanudar los vuelos desde julio teniendo en cuenta algunos parámetros pero creo que ahora tendremos que revisarlo basándonos en lo que el primer ministro dijo ayer", añade Walsh. Además, Willie Walsh ha asegurado que no será hasta el ejercicio 2023 o, incluso 2024, cuando el mercado recuperará unos niveles similares a los vistos en 2019.

Las pinceladas del plan de desescalada dadas ayer por el primer ministro británico Boris Johnson han caído como un jarro de agua fría en IAG. El grupo de aerolíneas pierde hoy un 6% en Bolsa y es el farolillo rojo del Ibex. No es la única compañía del sector de las aerolíneas, que sufre un fuerte castigo en Bolsa hoy: Ryanair y Easyjet, muy dependiente del mercado británico, sufren la presión vendedora.

Es que aunque el Reino Unido va a comenzar la desescalada llevada a cabo en varias fases, en lo referente a los viajes en avión irá más lentamente. El jefe del Gobierno también adelantó que se prepara para imponer "pronto" una cuarentena obligatoria de 14 días para las personas que lleguen por avión al Reino Unido, aunque no precisó más detalles.

De igual modo, la compañía prevé que el tráfico de pasajeros en el conjunto del ejercicio se reduzca a la mitad en comparación con los datos obtenidos el pasado curso, tras ver cómo la sangría en el segundo trimestre podría alcanzar actualmente niveles del 90%.

Normas
Entra en El País para participar