Grifols amplía su línea de financiación a 1.000 millones para tener más liquidez durante la crisis

La multinacional suma otros 500 millones al crédito revolving de su refinanciación cerrada en noviembre

Víctor Grífols (izquierda) y Raimon Grífols (derecha), consejeros delegados de Grífols.
Víctor Grífols (izquierda) y Raimon Grífols (derecha), consejeros delegados de Grífols.

Grifols amplia su liquidez en medio de la tormenta económica por la crisis causada por la pandemia del Covid-19. La multinacional catalana ha firmado este jueves con los bancos participantes en la refinanciación cerrada en noviembre de 2019 una ampliación de su línea de crédito revolving multidivisa, que incrementa de 500 millones de dólares a 1.000 millones de dólares con vencimiento en noviembre de 2025, según informó la propia compañía a la CNMV.

En noviembre, el laboratorio cerró el proceso de refinanciación elevando el importe previsto de alrededor de 5.300 millones hasta los 5.800 millones. La nueva financiación comprendía un tramo denominado Term Loan B (TLB) por un importe de 2.500 millones de dólares (2.265 millones de euros) y otro de 1.360 millones de euros, ambos destinado a inversores institucionales. Además, incorporó la emisión de un bono por 1.675 millones de euros (senior secured notes). Y por último, la ampliación de la línea de financiación multidivisa hasta un importe de 500 millones de dólares.

Con esta ampliación de la línea revolving, que según Grifols no ha sido dispuesta hasta la fecha y que no supondrá aumentar el endeudamiento, la multinacional de hemoderivados sigue reforzando su posición de liquidez, que se eleva hasta 1.700 millones de euros frente a los 1.200 millones de euros reportados en el primer trimestre de 2020.

"Ante la actual coyuntura de la COVID-19, Grifols vuelve a anticiparse y a tomar las medidas necesarias para seguir fortaleciendo su sólida posición de liquidez", asegura el laboratorio en un comunicado, que destaca que los términos y condiciones están en línea con los existentes en el contrato firmado en noviembre de 2019. "La compañía está preparada para responder de forma robusta a las necesidades que plantea la coyuntura actual y confía en su estrategia de crecimiento a largo plazo", añade.

El laboratorio catalán anunció este martes que ha completado el desarrollo de un test molecular para detectar el coronavirus bajo la tecnología TMA (Amplificación Mediada por Transcripción, en sus siglas en inglés) y que según la multinacional permite la detección del virus SARS-CoV-2 en plasma, sangre y muestras respiratorias, "con una sensibilidad equivalente o incluso superior a otros test moleculares, disponibles actualmente, como los basados en PCR".

La multinacional de derivados plasmáticos no se ha visto afectada en el primer trimestre por la pandemia del coronavirus y el confinamiento mundial a partir de marzo en casi todo el mundo, según anunció el mes pasado la compañía en sus resultados empresariales. La crisis sanitaria no se ha reflejado en el primer trimestre en consecuencias en la obtención de plasma ni en el suministro a hospitales. La compañía catalana anunció a la CNMV que su cifra de negocio alcanza 1.293 millones de euros hasta marzo, lo que representa un incremento del 11,8% respecto al mismo periodo del año anterior y, además, gana 186,4 millones, lo que supone un 63% más,"por la mejora operativa y la reducción del resultado financiero", según la empresa.

Normas
Entra en El País para participar