Movilidad

Uber lidera una inversión de 170 millones en Lime, la empresa de patinetes y bicis compartidas

Como parte de la operación, Lime adquiere Jump, la filial de micromovilidad de la empresa de VTC, que ofrece bicis y patinetes compartidos

Un usuario utilizando el patinete eléctrico de Lime.
Un usuario utilizando el patinete eléctrico de Lime.

Uber ha liderado una ronda de inversión de 170 millones de dólares en Lime, la empresa de patinetes y bicis compartidas, y de la que ya es accionista. En la operación también participan otros inversores como Alphabet, la matriz de Google, Bain Capital Ventures y GV, según un anuncio oficial de la firma de scooters. Como parte del acuerdo, Lime adquiere Jump, la filial de micromovilidad de Uber, que ofrece servicios de bicicletas y patinetes compartidos.

La operación supondrá una mayor integración entre Uber y Lime en el futuro, aunque ambas aplicaciones permanecerán activas por ahora. Aunque las compañías afectadas no lo han precisado parece más que probable que, a futuro, la marca Jump podría desaparecer. El anuncio también significa que en todos los mercados donde operan Lime y Uber, los usuarios podrán recurrir a las aplicaciones de ambas compañías para desbloquear productos y servicios de ambas.

El movimiento supone igualmente una mayor apuesta de Uber por la micromovilidad. En este sentido, el CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi, que ayer anunció el despido de 3.700 trabajadores y el cierre de 180 centros de atención a conductores y repartidores, ha asegurado que están muy contentos de que los clientes de Uber "continúen teniendo acceso a bicicletas y scooters en nuestras dos aplicaciones porque creemos que la micromovilidad es una parte crítica del paisaje urbano. Ahora más que nunca", refiriéndose a la crisis actual provocada por el coronavirus.

La operación es también un balón de oxígeno para Lime, pues los nuevos fondos captados permitirán a la compañía construir un negocio más sólido a futuro, donde parece que las opciones de transporte sostenibles y asequibles pueden tener más demanda. La compañía, al igual que Uber, anunció el pasado 30 de abril el despido del 13% de su plantilla, lo que afectó a unos 80 empleados. Ese día el CEO de la compañía explicó como "casi de la noche a la mañana" Lime pasó de estar a punto de lograr ser la primera compañía de micromovilidad de próxima generación en alcanzar la rentabilidad, a una en la que tuvieron que detener las operaciones en el 99% de sus mercados debido al confinamiento de los ciudadanos de casi todo el mundo.

Según el medio The Information, que ha adelantado la noticia, la valoración de Lime, en la que Uber habría inyectado 85 millones de dólares (del total de la ronda), ha bajado un 79% hasta 510 millones de dólares con esta ronda de financiación. En abril del año pasado, su valoración era de 2.400 millones. En febrero de 2019, la compañía de origen californiano cerró otra ronda por 310 millones de dólares en la que participaron varios fondos de inversión como Andreessen Horowitz, Bain Capital Ventures, Fidelity Investments, GV o IVP. Igualmente, Alphabet, la matriz de Google, que ya había invertido en la empresa de movilidad urbana con anterioridad.

Las noticias de Lime no acaban ahí. La compañía ha promovido a Wayne Ting como nuevo director ejecutivo. El directivo se unió a Lime en octubre de 2018 como jefe global de Operaciones y Estrategia y ha sido fundamental en el impulso de la compañía en su búsqueda de la rentabiliad.

El año pasado, el cofundador de Lime, Toby Sun, renunció al cargo de CEO, que asumió otro cofundador de la compañía, Brad Bao, que ahora continuará como presidente de la junta, trabajando en estrecha colaboración con el equipo ejecutivo de Lime.

Ting ha asegurado que "la micromovilidad será vital para el nuevo mundo afectado por el Covid-19. Es algo que estamos viendo a medida que las ciudades comienzan a moverse nuevamente. Con nuestra nueva financiación, estamos en una posición sólida para satisfacer las necesidades de los pasajeros de una manera segura y confiable".

Lime, según ha añadido Bao, "ha sido pionera y se ha convertido en el líder mundial de la micromovilidad, impulsando más de 130 millones de viajes en pocos años con la visión de hacer que nuestras ciudades sean más ecológicas y habitables". El directivo ha defendido que para lograr eso se han enfocado en "crear valor para los usuarios y las ciudades, y en construir un negocio duradero a largo plazo".

Tras conocerse la operación, las acciones de Uber están subiendo casi un 10%, hasta los 30,55 dólares. La compañía hará públicos esta noche (hora española) sus resultados financieros del primer trimestre.

Normas
Entra en El País para participar