Mango firma dos créditos con aval ICO por 240 millones para afrontar el Covid

La cadena de moda catalana refuerza su tesorería con dos nuevos créditos con aval público a tres años, hasta 2023

Tienda de Mango.
Tienda de Mango.

La cadena de moda Mango ha reforzado su tesorería con dos nuevos créditos avalados por el ICO por un importe total de 240 millones de euros a tres años, hasta 2023, con el objetivo de tener más liquidez para hacer frente al impacto económico provocado por la crisis de la COVID-19.

Por un lado, la compañía ha firmado un crédito de 200 millones que está participado por seis entidades financieras (Santander, BBVA, CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia e Ibercaja) y que cuenta con el aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Según Mango, se trata del primer crédito sindicado que ha sido presentado y aprobado con el aval del ICO. El consejero delegado de la firma, Toni Ruiz, afirma en un comunicado que "con este acuerdo, Mango se garantiza una financiación estable a largo plazo y sin aportación de garantías adicionales, lo que nos permite incrementar nuestro colchón de liquidez y disponer de mayor margen para afrontar el impacto que la COVID-19 ha tenido en nuestro negocio".

Mango, por otro lado, ha firmado un préstamo bilateral a tres años por 40 millones de euros con el banco francés Crédit Agricole, que también cuenta con el aval del ICO. La compañía barcelonesa tiene una deuda financiera neta de 184 millones de euros, la cifra más baja de la última década, y solo en el último ejercicio ha logrado reducirla en 131 millones.

"Gracias al gran recorte de endeudamiento que hemos hecho durante los últimos años gozamos de una posición mucho más sólida para afrontar la actual situación", destaca Toni Ruiz.

Mango presentó el pasado mes de marzo un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para un total de 4.767 de sus empleados en España, lo que supone un 79 % de su plantilla nacional, formada por unas 6.000 personas.

La multinacional aplica este expediente temporal como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus, que le obligó a cerrar las más de 400 tiendas que tiene en España, así como puntos de venta en más de setenta países. No obstante, la actividad comercial de Mango se ha reiniciado ya en algunos países y actualmente tiene abiertos más de 600 puntos de venta sobre un total de 2.188 tiendas.

La firma asegura asimismo que la venta en línea se ha mantenido activa durante todo este período, puesto que la distribución no se ha visto alterada y se han realizado entregas. Mango cuenta con una plantilla de unos 15.000 empleados, opera en más de 110 países y cerró 2019 con una facturación de 2.374 millones, la cifra más alta de su historia.

Normas
Entra en El País para participar