El Ibex se aferra a los resultados para reducir el impacto del constitucional alemán

El selectivo español pone freno a dos sesiones a la baja y sube un 1,11%

Ibex 35
Imagen de la fachada de la Bolsa de Nueva York. AFP

Los inversores dejaron atrás las caídas de comienzo de semana y apostaron por los activos de riesgo. En una jornada marcada por la decisión del Tribunal Constitucional de Alemania sobre a legalidad del programa de compras del BCE, la Bolsa española se aferró a los resultados para poner freno a dos sesiones consecutivas de caídas en las que el Ibex 35 se ha dejado un 5,6%. El selectivo español se sumó a la corriente alcista que llegaba desde EE UU y avanzó un 1,11%, en línea con las principales Bolsas europeas.

En los ascensos registrados por la Bolsa española ocupó un papel destacado el repunte de Repsol. Después de semanas en los que la petrolera se ha visto lastrada por las caídas de los precios del crudo, la cotizada se anotó un 13,2%, ascenso que le permitió ser el valor más alcista de la Bolsa española. Todo ello en una jornada en la que la compañía hizo públicas sus cuentas del primer trimestre. Endesa, que el lunes al cierre del mercado divulgó las cifras de los tres primeros meses de 2020, también recibió el beneplácito de los inversores y se anotó un 3,53%, ascenso solo superado por Enagás (3,95%) y ArcelorMittal (4,45%).

Esto unido a los planes de reapertura de las economías, especialmente la estadounidense donde algunos de los estados con mayor peso en el PIB están dando los primeros pasos de la desescalada, sirvieron para compensar el dictamen del alto tribunal de Alemania que considera que existen ciertas ilegalidades en el programa de compras del BCE puesto en marcha por Draghi en 2015. Aunque el Ibex cerró en positivo, la volatilidad fue una constante, pues en cuestión de minutos el índice pasó de subir más de un 2% a luchar por conservar las ganancias.

Un ejemplo de esta volatilidad lo encarnó el sector bancario. Las entidades que integran el Ibex comenzaron la sesión con entusiasmo, alegría que se vio ensombrecida por el dictamen. La remontada de primera hora de la mañana se tradujo en descensos o subidas moderadas al cierre del mercado ante las incertidumbres que plantea el dictamen de Alemania sobre los planes de estímulos del BCE, en un momento en el que las perspectivas para la eurozona son sombrías. Santander subió un 1,6%; Bankia, un 1,22 mientras CaixaBank y BBVA concluyeron en tablas. Peor suerte corrieron Bankinter y Sabadell que registraron caídas del 1,79% y 1,93%, respectivamente. A pesar de estas caídas los mayores recortes los protagonizaron IAG (-3,88%) y Meliá (-3,09%%), dos cotizadas que pertecen a uno de los sectores más afectados por el confinamiento.

Junto al Ibex 35, el resto de índices europeos optaron por las subidas. El Dax alemán se anotó un 2,5%; el Cac francés, un 2,4%; el FTSE británico, un 1,66% y el Mib italiano, un 2%. Las subidas se replicaron al otro lado del Atlántico y al cierre de los mercados europeos Wall Street se anotaba un 1,8%. Todo ello a pesar de que la actividad del sector servicios registró en abril su peor comportamiento desde diciembre 2009 al caer a los 41,8 puntos mientras el déficit creció en marzo hasta los 44.400 millones de dólares, un mes en el que las exportaciones bajaron un 9,6% y las importaciones, un 6,2%.

A diferencia de ayer donde todos los sectores cerraron en negativo, hoy lo han hecho en positivo. Los ascensos han estado liderados por el sector del gas y el petróleo (6,45%), el financiero (2,91%) y el automovilístico (2,88%).

Aunque las medidas relacionadas con el desconfinamiento parecen alegrar a los inversores, los analistas se muestran recelosos y más después de que en la zona euro cada país haya diseñado su propia desescalada, sin coordinación alguna con el resto. Esto según Link Securities "tendrá un efecto negativo en la recuperación económica de la región en su conjunto, recuperación que todo apunta que será muy distinta en cada país, lo que resta mucha credibilidad a la Eurozona y a sus gobernantes". Además desde la firma de análisis señalan que se ha comenzado a extender entre los expertos el temor a que la recuperación económica de la región sea mucho más lenta y dificultosa de lo esperado.

Pero la atención está puesta hoy en Alemania donde el tribunal Constitucional se pronuncia sobre la legalidad del programa de compras del BCE. Las reticencias de Alemania a algunas de las medidas de flexibilización monetaria han sido una constante, pero la sentencia de hoy marca un precedente. La decisión del alto tribunbal  llega en un momento sensible para el mercado. Aunque el dictamen concierne al programa de compras iniciado en 2015 son muchos los que empiezan a dudar sobre cómo afectará al puesto en marcha por Christine Lagarde para hacer frente al Covid-19. La institución dispone de tres meses para resolver las irregularidades.

Nada más conocerse el dictamen, la rentabilidad de la deuda alemana experimentó ligeros repuntes pero el bund cerró a la baja pasando del -0,56% desde el -0,578%. Donde sí se mantuvieron los repuntes fue en las primas de riesgo periféricas. La española subió cuatro puntos básicos, hasta los 136, y la italiana 11 puntos, hasta los 244. La rentabilidad de la deuda española subió al 0,78% desde el 0,76% previo. Ascensos que también se replicaron en el bono italiano que pasó del 1,77% al 1,86%.

En el mercado de materias primas, uno de los más volátiles en las últimas semanas, el Brent se anotó un 12%, hasta los 30 dólares por barril mientras el Texas repuntó un 17,7%, hasta los 24. La reapertura de las economías y la entrada en vigor de los recortes de la producción permiten al Brent sumar su sexta sesión consecutiva al alza y el Texas la quinta.

Normas
Entra en El País para participar