Telefónica afronta horas claves con la fusión de O2 y Virgin Media y las primeras cuentas de la crisis

El acuerdo con Liberty, que puede ser inminente, acelerará el recorte de deuda

Presenta mañana resultados con el dividendo de fondo

Telefónica afronta horas claves con la fusión de O2 y Virgin Media y las primeras cuentas de la crisis
Europa Press

Telefónica se va a enfrentar en las próximas horas a momentos de trascendencia, entre los más importantes desde que accedió a la presidencia, José María Álvarez-Pallete, en la primavera de 2016. Su consejo de administración se va a reunir hoy, con cuestiones encima de la mesa como la aprobación de las cuentas del primer trimestre, con el impacto de la crisis derivada del Covid-19, y el análisis de la fusión de la filial británica O2 con Virgin Media, controlada por Liberty Global.

La operadora reconoció este lunes que está negociando con Liberty la integración de sus filiales en Reino Unido. La operación, que daría lugar a un grupo con un valor de empresa de más de 27.000 millones de euros, es una sacudida del mercado británico y un desafío al dominio de BT y a grupos como Vodafone y Hutchison. Y en términos internos tiene un gran calado para Telefónica, porque del efectivo que reciba de Liberty, para compensar la deuda que aporta Virgin Media a la nueva sociedad, repartida al 50%, frente a una O2 libre de cargas, va a depender su recorte de deuda, en buena medida.

Según Deutsche Bank, Liberty abonará en efectivo a Telefónica entre 5.000 y 7.000 millones de libras (entre 5.700 y 7.980 millones de euros). Al cierre del cuarto trimestre de 2019, la deuda neta del grupo español era de 37.700 millones.

La teleco no podrá descontarse los 500 millones que iba a percibir por su filial en Costa Rica de Millicom, tras la decisión de esta compañía de abortar la compra, y que ha sido denunciada por Telefónica.

Inversores

La cuestión es cuándo se puede cerrar la operación, con un proceso de negociación en el que está inmerso el propio Pallete, y el CEO de Liberty, Mike Fries. Podría ser inminente. Telefónica presenta mañana sus cuentas, y buena parte de las preguntas de inversores y analistas en la conference call posterior se centrarán en la transacción, el principal de la era Pallete. Liberty presenta sus cuentas hoy al cierre de la sesión del Nasdaq, y mañana celebrará su reunión con los inversores.

Además, las cuentas del primer trimestre tienen varios aspectos claves. El primero, el impacto de la crisis generada por el Covid-19, especialmente en países claves como Brasil, penalizado por el efecto de la depreciación del real frente al euro, y España, su mayor mercado, afectado por el parón de LaLiga y la Champions de fútbol, claves en el negocio televisivo.

El segundo se centrará en saber si hay una variación en los objetivos para el conjunto del año como consecuencia de la crisis. Estos pasaban por ingresos y oibda estables en 2020, y crecimiento del volumen de negocio entre 2019 y 2022, con 2.000 millones de ingresos adicionales por los nuevos segmentos digitales de la filial Tech.

El tercer punto será el dividendo previsto para este año, de 0,40 euros por acción, que supone un desembolso total de 2.000 millones de euros. La operadora ha defendido en las últimas semanas que esta retribución al accionista es sostenible gracias a la generación de caja, insistiendo en que cuenta con suficiente liquidez para abonarla, junto con los compromisos de deuda (casi 23.000 millones a final de 2019).

Ahora bien, distintas operadoras europeas han anunciado recortes en el dividendo en las últimas semanas, como medida para cuidar la caja en un momento de incertidumbre como el actual. Entre ellas figura Orange, segunda operadora española, y la próxima puede ser BT.

 

Ahora bien, distintas operadoras europeas han anunciado recortes en el dividendo en las últimas semanas, como medida para cuidar la caja en un momento de incertidumbre como el actual. Entre ellas figura Orange, segunda operadora española, y la próxima puede ser BT.

Un leve respiro en los mercados financieros

Bolsa. De momento, la Bolsa ha dado un respiro a la compañía tras haber caído en marzo hasta 3,53 euros, sus precios mínimos en más de 20 años. Desde entonces, y ayudadas por la posible integración de O2 con Virgin Media, las acciones han rebotado más de un 22%. Ayer, los títulos subieron un 1,88%, hasta 4,38 euros. No obstante, las acciones de la operadora todavía se dejan en torno a un 29% desde principios de año, dentro de la caída generalizada que han sufrido los mercados financieros globales.

Filiales. El examen de los resultados del primer trimestre va a comenzar hoy con la presentación de las cuentas de las filiales de Telefónica en Brasil y Alemania, sus principales divisiones cotizadas.

Normas
Entra en El País para participar