Las gasolineras abanderadas avisan de cientos de quiebras si no pueden reducir horarios

Denuncian que solo el 40% tiene libertad para abrir menos horas por la falta de clientes

Panel informativo de precios de los combustibles en una gasolinera de Madrid.
Panel informativo de precios de los combustibles en una gasolinera de Madrid.

Los propietarios de gasolineras abanderadas (aquellas que utilizan la marca de los grandes distribuidores, con los que firman contratos de suministro en exclusividad) cargan contra el Ministerio de Transición Ecológica por la decisión de que mantengan los horarios de apertura previos al estado de alarma. Pese a que la demanda se ha desplomado un 90% desde que se confinó a la población, las estaciones de servicio no entienden por qué el Ejecutivo no ha modificado la orden ministerial publicada el pasado 11 de abril en el que fijaba los nuevos horarios para el sector con el fin de garantizar el suministro. “Resulta desolador comprobar que esa norma evidencia un absoluto desconocimiento del sector, pues establece limitaciones absurdas, como el hecho de obligar a miles de estaciones de servicio a mantener los horarios de apertura que tenían antes de la declaración del estado de alarma. Esa exigencia es tan injusta como desproporcionada”, recalca la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees).

La patronal remarca que durante el período en el que se redujeron los horarios de atención al público no se produjo ni un solo problema de falta de suministros en España, “pese a lo que se nos obligó a retomar el horario que teníamos hasta el 13 de marzo, antes de declararse el estado de alarma”.

Jorge de Benito, presidente de Ceees, resalta que el 99% de las peticiones han ido desoídas, “condenando con esta actitud prepotente y maximalista a cientos de pymes a la quiebra y penalizando a aquellos empresarios que, por responsabilidad y compromiso medioambiental, ofrecen en sus estaciones de servicio combustibles alternativos como el gas, pese a la reducidísima demanda”. De Benito recalca que apenas cuatro de cada diez gasolineras cuentan en la actualidad con libertad para fijar su horario pese a la sobresaliente reducción de la movilidad por las medidas de confinamiento.

Es una prueba más del desconocimiento que la Administración tiene sobre un sector que, paradójicamente, está hiperregulado. Los empresarios hemos dado sobradas muestras de que nuestra responsabilidad y vocación de servicio son más que suficientes para garantizar el suministro. Nos ponemos a disposición del Gobierno para ayudarle a trazar una estrategia consensuada, real y realista que garantice el suministro”, asegura el comunicado.

Normas
Entra en El País para participar