Telefónica y Liberty planean fusionar sus filiales en Reino Unido para retar a BT

Ambas registran fuertes subidas en Wall Street

O2 y Virgin Media crearían un operador con fuerte presencia en fijo y móvil

Telefónica y Liberty planean fusionar sus filiales en Reino Unido para retar a BT
Europa Press

Telefónica y Liberty Global, la compañía controlada por el magnate estadounidense de la televisión por cable John Malone, están negociando la integración de sus respectivas divisiones en el Reino Unido, O2 y Virgin Media, según adelantó la agencia Bloomberg, citando fuentes conocedoras del proceso.

El mercado dio credibilidad a la operación, que vendría a desafiar a BT como único gran operador convergente. Los ADR de Telefónica subieron este viernes un 6,3% en Wall Street (llegaron a subir más del 7%), mientras que las acciones de Liberty avanzaron un 14,7%.

Si se alcanzara un acuerdo, la transacción se anunciaría la próxima semana, en la que la compañía española tiene una cita muy esperada con los inversores. Telefónica tiene previsto presentar sus resultados del primer trimestre el 7 de mayo. De momento no hay ninguna decisión y las negociaciones podrían descartarse o retrasarse.

Fuentes oficiales de Telefónica no quisieron hacer comentarios.

Ambas compañías serían muy complementarias en términos operativos, de cara a afrontar un endurecimiento de la competencia en el Reino Unido en el segmento de las tarifas convergentes fijo-móvil, donde el principal dominador es BT, tras comprar Everything Everywhere. Este escenario podría acelerarse con el agravamiento de la crisis económica en el Reino Unido, derivada del contagio del virus Covid-19.

Y es que la operación supondría la integración de una operadora casi completamente de telefonía móvil como O2, con uno de los principales proveedores de banda ancha fija, como es Virgin Media. Telefónica, que en 2013 vendió su filial de banda ancha fija en el Reino Unido a Sky por cerca de 200 millones de euros, gestiona 34,5 millones de líneas móviles en el país (incluidas 5,11 millones de accesos M2M y 8,71 millones de accesos mayoristas). La división británica aumentó sus ingresos un 3,8% orgánico en 2019, hasta 7.109 millones de euros, aportando más del 14,5% del volumen de negocio total del grupo Telefónica.

A su vez, Virgin Media ofrece servicios de telefonía móvil, pero utilizando la red de BT. En la actualidad, la compañía cuenta con cerca de 3,3 millones de clientes de móvil y seis millones de suscriptores de banda ancha fija. La operadora fue adquirida por Liberty Global en 2013 por más de 23.000 millones de dólares (casi 21.000 millones de euros). La compañía de John Malone cerró en 2019 una operación de calado para reducir deuda y ganar flexibilidad financiera, como fue la venta de sus activos en Europa Central, incluida Alemania, a Vodafone, por 18.400 millones.

La trayectoria de Telefónica en el país también ha dado varios giros en los últimos años. La teleco alcanzó un acuerdo en 2015 para la venta de O2 a Hutchison con el objetivo de captar recursos para reducir deuda. Sin embargo, la Comisión Europea bloqueó la operación, apenas unos días antes del referéndum del Brexit, bajo el argumento de que la transacción suponía la fusión de dos operadores móviles de red, lo que penalizaría a la competencia, afectando a los usuarios británicos.

Salida a Bolsa

Desde entonces, el grupo español ha manejado distintas operaciones con la filial en Reino Unido, considerado como uno de los mercados estratégicos, junto a España, Brasil y Alemania. Entre otras alternativas, Telefónica sopesó una colocación en Bolsa de parte del capital de O2, pero la incertidumbre en los mercados financieros a causa del Brexit frenaron la operación.

Con esos objetivos, Telefónica estableció en 2016 una cúpula directiva en O2 con un amplio perfil financiero, encabezada por Mark Evans, hasta entonces director financiero de la filial británica.

Normas
Entra en El País para participar