Covid-19

Heathrow carga contra la falta de apoyo del Gobierno británico al fulminado sector aéreo

El tráfico de viajeros se derrumba un 97% en abril y no hay horizonte de recuperación

Aviones de British Airways en el aeropuerto londinense de Heathrow.
Aviones de British Airways en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Los responsables del aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico de Europa antes de la crisis, han cargado esta mañana contra el Gobierno británico por dejar caer al sector aéreo. "Está destacando globalmente por no apoyar a su sector de la aviación", critica el consejero delegado, John Holland-Kaye, según recoge Reuters en el marco de la presentación de los resultados del primer trimestre. Heathrow pierde 352 millones de libras después de impuestos, frente a una ganancia de 102 millones de libras en el primer trimestre de 2019. La generación de caja cae un 12%, hasta los 375 millones de libras.

La infraestructura de HAH, de la que Ferrovial es accionista de referencia con un 25% del capital, acumula una caída del 18% en tráfico de viajeros en entre enero y marzo, tocada aún escasamente durante ese periodo por la crisis del Covid-19. Ya en abril, según anticipa la empresa esta mañana, el derrumbe es del 97% para la principal puerta de entrada en Reino Unido.

HAH dibuja un horizonte de incertidumbre sobre la vuelta de cierta normalidad en las operaciones, a la vista de que la decisión de levantar restricciones a los vuelos depende de los gobiernos de todo el planeta. Hasta que se den las condiciones para la recuperación de ciertos niveles de operación aérea con pasajeros, Heathrow cuenta con una liquidez de 3.200 millones de libras (3.660 millones de euros). Una cifra que, según sus gestores, cubre los costes de los próximos 12 meses incluso sin tráfico de pasajeros.

Los ingresos del aeropuerto han caído un 12,7% en el trimestre, hasta los 593 millones de libras, mientras el ebitda marca 315 millones de libras, con un acusado descenso del 22,4%. La pérdida operativa en el trimeste ha sido de 140 millones de libras.

La dirección ha subrayado esta mañana que se han tomado medidas para blindar el efectivo, recortándose en un 30% los costes. HAH ha bajado salarios y ha renegociado los contratos con sus proveedores, entre otras medidas que suponen una reducción de 650 millones de libras en gasto de capital.

La compañía dice estar trabajando con agentes de todo el mundo para establecer un Estándar Internacional Común para viajes aéreos. “El restablecimiento de los vuelos de larga distancia es fundamental para la cadena de suministro, las exportaciones, el turismo receptor y la educación del Reino Unido”, argumenta HAH.

Otras dos grandes referencias del sector, como son British Airways y Virgin Atlantic, también se han referido en los últimos días a la ausencia de apoyo del Ejecutivo de Boris Johnson. La aerolínea de IAG ha anunciado el despido de 12.000 trabajadores, un 28% de su plantilla, y baraja dejar de volar desde Gatwick, segundo aeropuerto del área de Londres. Virgin, por su parte, asegura depender de un salvavidas del Estado como garantía de supervivencia.

Un tercer gigante británico, Easyjet, ha logrado captar crédito de la banca y tiene abierta la venta de aviones, así como la posible renuncia a arrendamiento de flota, con el fin de mantener la liquidez.

Normas
Entra en El País para participar