Casio pone a la venta una edición de su mítico G-SHOCK inspirado en la NASA

Casio pone a la venta una edición de su mítico G-SHOCK inspirado en la NASA

El reloj ya está a la venta.

La NASA lleva desde el año pasado de celebraciones a cuenta de la llegada del hombre a la Luna, ya que en julio de 2019 se cumplió el 50 aniversario. Y tras ella se han ido sucediendo distintas efemérides, todas vinculadas al exitoso programa Apollo de la agencia espacial norteamericana. Y Casio de otra cosa no, pero si de algo puede presumir es de ser la marca que puso en las muñecas de millones de personas sus primeros relojes digitales hace más de 30 años.

Eso ocurrió en los años 80 y prueba de la vigencia de muchos de aquellos relojes vintage, es que no hay que buscar entre los más nostálgicos para verlos en la actualidad circulandon. Algunos modelos retro son de los más vendidos entre los chavales, que ven en ese guiño al mundo analógico de los 80 un complemento distintivo.

Ahora llega la NASA Edition

El caso es que Casio ha puesto a la venta una edición de sus clásicos G-SHOCK inspirado en la NASA, en la agencia espacial norteamericana, y que supone una edición limitada, por lo que no llegará a todos los sitios. Así que si sois coleccionistas de estos relojes, o simplemente os gusta lo vintage, esta es vuestra oportunidad.

Este nuevo reloj, el DW5600NASA20 G-Shock, significa un homenaje a la NASA con un diseño completamente blanco, como el que llevan los astronautas de la agencia, y que cuenta con tres elementos distintivos: el logo en la parte frontal, las letras de lo que significa el acrónimo de la agencia y una bandera de los EE.UU. También podremos sumergirlo hasta 200M.

Al margen de las funciones de hora, fecha, cronómetro y alarma que tienen estos gadgets, tenemos que unirle un elemento que hará las delicias de los más frikis, y es que la luz de fondo verdosa nos descubrirá en pantalla la silueta de la Luna, tal y como podéis comprobar en el vídeo que tenéis justo encima. Los botones, cuatro, nos permiten alternar entre funciones o cambiar y modificar los datos que aparecen pantalla.

Eso sí, tan cuidado está este modelo de G-SHOCK que la NASA obliga a no dejar rastro de la marca que lo fabrica y por eso el logotipo de la agencia espacial sustituye al de la compañía japonesa. Tanto los locos de Casio como de G-SHOCK aparecen algo camuflados. El primero en la parte posterior, y el segundo con el mismo color blanco de la correa donde solo es perceptible gracias al relieve con el que ha sido fabricado.

El estuche en el que se vende, a un precio que ronda los 130 dólares (unos 120 euros al cambio), recuerda al de las primeras naves como el Saturno V, con una caja metálica realmente atractiva. Las primeras remesas se han agotado, pero Casio avisa que para el 6 de mayo podrían tener más.

Normas
Entra en El País para participar