Los territorios insulares serán la avanzadilla de la vuelta a la normalidad

Tres islas canarias y una balear comenzarán el 4 de mayo en la segunda fase de las cuatro marcadas por el Gobierno, mientras el resto del país partirá ese día en la fase 0

Covid-19 Pulsar para ampliar el gráfico

El Gobierno ha destapado esta tarde las pautas para el ansiado desconfinamiento 45 días después del inicio del estado de alarma por el Covid-19, que mantiene a los españoles en sus casas desde mediados de marzo. Como anunció los pasados días el Ejecutivo, el llamado Plan para la Transición hacia una nueva normalidad dispone una salida “asimétrica, gradual y coordinada” de la cuarentena sanitaria y social. Los territorios insulares partirán en una segunda fase el 4 de mayo, mientras que el resto del territorio se encontrarán ese día en la primera fase, la llamada 0 o de preparación, de acuerdo con las pautas que ha presentado este martes Pedro Sánchez.

"La unidad será la provincia o la isla. No habrá movilidad entre provincias e islas. Las actividades permitidas se podrán realizar en la provincia o en la isla en la que se viva", ha explicado el presidente del Gobierno. El Ejecutivo espera que la "nueva normalidad" se alcance en todo el territorio nacional en el mes de junio. Sin embargo, dentro del plan de cuatro fases (0, 1, 2 y 3), los territorios insulares partirán con ventaja: desde el 4 de marzo, la isla balear de Formentera y tres de las islas Canarias (La Gomera, El Hierro, La Graciosa) partirán ya en la fase 1 o inicial por la incidencia "mínima" de contagios en esos enclaves, mientras que ese día el resto del territorio nacional se encontrarán en la fase 0, también llamada "de preparación".

No obstante, Sánchez ha advertido que "el próximo lunes 11 de mayo, todas las provincias que cumplan los requisitos pasarán directamente a la fase 1" siempre que cumplan con los marcadores que "quincenalmente Sanidad evaluará". Estos indicadores serán, en concreto, cuatro: las capacidades estratégicas del sistema sanitario (tanto en atención primaria como hospitalaria según las camas de UCI), la situación epidemiológica de cada territorio, medidas de protección colectiva y por último, los datos de movilidad y socioeconómicos". 

De esta forma, las cuatro islas mencionadas (una en Baleares y tres en Canarias) de ambas comunidades autónomas disfrutarán desde principios de mayo de la reapertura del pequeño comercio bajo estrictas condiciones de seguridad, con la excepción de grandes superficies comerciales, según establece la fase 1. Entre esos comercios se incluyen las terrazas con una ocupación reducida al 30% de su capacidad, una novedad que apoya al tejido empresarial canario y balear, dependiente en gran medida del turismo y la hostelería. En ambas regiones, solo el turismo representa un tercio de su PIB. Precisamente, en estas islas, recobrarán la actividad algunos hoteles y alojamientos y reabrirán los centros de alto rendimiento.

Movimientos entre provincias, no antes de junio

El presidente Sánchez ha incidido en la importancia de que no se propague el virus entre los diferentes territorios. Eso implica la prohibición de realizar movimientos entre provincias, ya que cada una afrontará las fases con un ritmo diferente.

Así, el Gobierno pospone los desplazamientos hasta, como pronto, finales de junio, cuando comience "la nueva normalidad" y cuando está previsto que los lugares con mejores datos de contagios comiencen esa última fase. Durante ese tiempo, solo se admitirán desplazamientos como el velatorio y entierro de un familiar. Estas excepciones, ha anunciado Sánchez, se precisarán en los próximos días. 

El desconfinamiento durará entre seis y ocho semanas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pese a no dar fechas concretas en el proceso de desescalada, sí ha anunciado franjas temporales. Cada una de las fases tendrá una duración mínima de dos semanas, "el periodo medio de incubación del virus". En el mejor de los casos, la desescalada tendrá una duración mínima de seis semanas y la máxima, "si todo transcurre como hasta ahora", de ocho semanas para todo el país. Por tanto, a finales de junio estaríamos en la nueva normalidad.

Normas
Entra en El País para participar