El euríbor sube con fuerza al crecer la desconfianza entre los bancos

El índice a 12 meses marca el -0,053% frente al -0,368% de hace un mes; algunos expertos no descartan ver tasas positivas a corto plazo

El euríbor sube con fuerza al crecer la desconfianza entre los bancos pulsa en la foto

El euríbor a 12 meses ha pisado el acelerador en la escalada que inició a mediados del mes de marzo. El drástico cambio de tendencia del tipo hipotecario como consecuencia de las medidas económicas extraordinarias puestas en marcha para atajar el coronavirus continúa y el índice ha pasado de tocar mínimos históricos el 12 de marzo en el -0,368% a encaminarse hacia el umbral del 0%. El 22 de abril marcó una tasa diaria del -0,053% y la media provisional del mes se sitúa ya en el -0,110%.

La remontada del índicador de referencia para la mayoría de los préstamos hipotecarios a tipo variable que se suscriben en España es coyuntural, según los expertos, pero algunos no descartan un retorno a tasas positivas en el corto plazo. No hay consenso al respecto, en todo caso, debido a la dificultad para hacer previsiones en un escenario tan incierto como el actual, advierten los analistas.

La crisis a todos los niveles provocada por la pandemia ha trastocado la cotización del euríbor, especialmente en el plazo a 12 meses. Indica el tipo de interés al que los bancos de la eurozona se intercambiarían dinero entre ellos y, desde hace más de cuatro años, está en negativo motivado sobre todo por la política monetaria expansiva del Banco Central Europeo (BCE). Pero el impacto del coronavirus ha generado una tensión en el mercado interbancario que va en aumento y los bancos desconfían cada vez más los unos de los otros. “El riesgo de crédito de las entidades financieras ha repuntado ligeramente, lo que ha provocado el alza del euríbor”, explica Andrés Aragoneses, analista de Singular Bank.

En su opinión, no sería descabellado ver el euríbor a 12 meses en positivo en los próximos meses, “más aún si se prolonga el período de tiempo hasta que volvamos a la normalidad”. Sostiene que “previsiblemente los tipos de interés oficiales del BCE permanecerán bajos y la tasa de mora podría aumentar, debilitando así los balances y la capacidad de pago de la deuda de algunas entidades financieras, lo que podría desincentivar el hecho de que se presten a tipos de interés aún más bajos en el corto plazo”.

Efectos colaterales en las hipotecas

Cuotas. En el caso que el euríbor a 12 meses terminara abril con el valor medio actual del -0,110%, cifra superior a la media de abril de 2019 (-0,012%), la cuota mensual subirá por primera vez en casi un año, aunque el encarecimiento será de apenas unos céntimos de euro. Para una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años que le toque revisión anual en abril, la letra subiría 0,11 euros al mes.

Para Félix López, de ATL Capital, las dudas en el mercado financiero por el Covid-19 que han provocado un aumento de las primas en el interbancario responden sobre todo a una expectativa de aumento de los déficits y de los niveles de deuda sobre PIB en los países de la zona euro. A su juicio, se espera un volumen “brutal” de emisiones de deuda en el mercado a medio plazo y el proceso de normalización no se verá hasta finales de 2021 o 2022, por lo que, apunta, “los tipos pueden seguir repuntando desde mínimos”.

El euríbor a 12 meses profundizó sus mínimos negativos cuando se esperaba que el BCE bajara los tipos en marzo como lo hizo la Fed en Estados Unidos, pero la decisión de Christine Lagarde de no hacerlo y de inyectar liquidez al sistema dio un vuelco a la cotización del índice. “Es muy difícil predecir lo que va a pasar, pero lo que sí está claro es que esta situación ha echado por tierra todas las previsiones y ahora sí que es posible que el euríbor se acerque a cero a lo largo de 2020 e incluso vuelva a terreno positivo”, comenta Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro.

El euríbor a 12 meses cotizó en negativo por primera vez en su historia en febrero de 2016 y su tendencia bajista se frenó en la segunda mitad de 2018 hasta principios de 2019 cuando se esperaba que el BCE subiera tipos. Pero el miedo al estancamiento de la economía mantuvo los tipos inalterados en el 0% y aún se espera que permanezcan en mínimos por mucho tiempo.

Con todo, Rafael Alonso, analista del departamento de análisis y mercados de Bankinter, cree que el movimiento actual del euríbor a 12 meses es “coyuntural porque la ratio de liquidez de los bancos es alta”. Asegura que “las medidas del BCE van más encaminadas a dar liquidez a los bancos y a los mercados que a tocar los tipos de interés”. Así, considera que la fuerte subida experimentada por el euríbor en las últimas semanas es “puntual” y seguirá en negativo este año. Las últimas previsiones de Bankinter apuntan a que el indicador continuará en negativo en 2020 y 2021. En concreto, cerrará este año en el -0,15% y el que viene en el

Normas
Entra en El País para participar