Coronavirus: ¿preconcurso de acreedores para que tu pyme salga de esta?

Permite ganar tiempo y mantener la vía de la refinanciación de deudas.

preconcurso pymes coronavirus

La situación económica que asola a muchos empresarios españoles es poco alentadora. La crisis del coronavirus ha pillado por sorpresa a todo Occidente, y las pymes están siendo unas de las mayores perjudicadas de toda Europa.

Ante esta situación de incertidumbre, muchos empresarios desconocen si su empresa podrá hacer frente a todos los pagos que se les vendrán encima. Esto les lleva a consultar con sus asesores legales por opciones como ERTEs y concursos de acreedores.

La Ley Concursal española no prevé la figura del preconcurso de acreedores. Una empresa insolvente tiene hasta cuatro meses para negociar un acuerdo de pago con sus acreedores, que se suma a los dos meses que establece el Real Decreto 8/2020 tras el fin del estado de alarma en el que los jueces no admitirán las solicitudes de concurso necesario.

De este modo, la empresa deudora contará con un total de seis meses en los que sus acreedores no le pueden instar un concurso.

No obstante, conviene analizar bien la solvencia y la viabilidad de cada caso, aseguran desde Bird & Bird, que apuestan por conocer a fondo las condiciones previas al concurso antes de dar por perdido el negocio. “El primer paso que debe intentarse es refinanciar la deuda estudiando los mecanismos que existen”, explican.

Se recomienda estudiar en profundidad el impacto del coronavirus en la empresa y valorar si puede hacer frente a los pagos a trabajadores, proveedores o tributos, entre otras cosas.

Si a pesar del apoyo de entidades financieras la incapacidad de cumplir con los pagos es clara, es mejor comunicar cuanto antes al juzgado que se inician las negociaciones con los acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación, explican.

De este modo, este “preconcurso” de acreedores permite a las empresas ganar tiempo, proteger el patrimonio del deudor y no manchar la imagen de la compañía. Puesto que el deudor puede solicitar el carácter reservado de la operación. Es decir, la situación de preconcurso no tiene por qué hacerse pública.

Prevenir situaciones de insolvencia

Desde la misma firma recomiendan renegociar pagos y vencimientos con proveedores. Se trata de aumentar los tiempos y la liquidez, por lo que también recomiendan refinanciar la deuda con las entidades financieras. Un acuerdo que debe ser homologado para una mayor protección del pacto alcanzado. Por último es recomendable tratar de aplazar pagos de deuda con Hacienda y Seguridad Social. Ambas entidades han anunciado, de hecho, facilidades para dichos aplazamientos de impuestos y moratoria de cotizaciones sociales.

Normas
Entra en El País para participar