Cellnex compra la lusa NOS Towering, con 2.400 torres, y una inversión de 550 millones

El grupo alcanzará los 61.000 emplazamientos con una cartera de contratos de 46.000 millones

Cellnex compra la lusa NOS Towering, con 2.400 torres, y una inversión de 550 millones
Reuters

Cellnex sigue con su imparable estrategia de adquisiciones, pese a la actual situación que viven el conjunto de los países europeos a causa de la crisis generada por el coronavirus Covid-19. Y Portugal ha sido, de nuevo, el objetivo. Así, la compañía ha alcanzado un acuerdo con el operador móvil portugués NOS para la adquisición del 100% de NOS Towering. La transacción en su conjunto ronda los 550 millones de euros.

En un comunicado, el grupo español indica que la transacción implica inicialmente cerca de 2.000 emplazamientos de telecomunicaciones. “Se trata de un portafolio de torres de telecomunicaciones y antenas en azoteas, localizadas en zonas urbanas (40%), suburbanas y rurales (60%) a lo largo de todo el país”, dice Cellnex.

La operación de compra supone para Cellnex una inversión inicial de aproximadamente 375 millones de euros –valor empresa-, con un compromiso adicional de inversión de hasta 175 millones de euros para ampliar el perímetro (en hasta 400 emplazamientos, incluyendo un programa de construcción de nuevas torres) y otras iniciativas acordadas a ejecutar durante los próximos seis años. La adquisición se financiará con caja disponible.

En el marco del acuerdo Cellnex y Nos han firmado un contrato inicial de 15 años, extensible a sucesivos períodos de 15 años adicionales, por el cual NOS seguirá utilizando los emplazamientos que pasará a operar la compañía española, localizando en los mismos sus equipos de transmisión de señal de voz y datos. "Así mismo atendiendo a las necesidades de inversión del mercado portugués en redes móviles así como al proceso de densificación de la red, incluyendo el ámbito rural para evitar la brecha digital territorial, el acuerdo prevé la ampliación del perímetro con hasta 400 nuevos emplazamientos, incluyendo un programa de construcción de nueva torres, en los próximos seis años.

Una vez completada la integración de estos activos y el despliegue de los nuevos emplazamientos se estima que el EBITDA (IFRS16) adicional generado para el Grupo alcance los 50 millones de euros.

Con esta operación las ventas futuras contratadas de Cellnex (backlog) crecerán en 2.000 millones de euros hasta totalizar 46.000 millones.

El cierre de la operación está sujeto a las autorizaciones regulatorias y administrativas habituales en estos casos.

El consejero delegado de Cellnex, Tobias Martinez, ha destacado “la capacidad de los equipos de Cellnex, tanto a nivel corporativo como en Portugal, para seguir avanzando en nuevos acuerdos con nuestros clientes, incluso en un escenario especialmente complejo y sensible como el que estamos viviendo.”

“El acuerdo alcanzado con NOS refuerza la naturaleza y el perfil de operador neutro e independiente que caracteriza el modelo de Cellnex. Ejemplifica, tras el reciente acuerdo para adquirir OMTEL, también en Portugal, el sentido de un operador que, precisamente por su carácter neutral e independiente, puede consolidar proyectos de colaboración a largo plazo con distintos y diversos clientes operadores de telecomunicaciones que acceden a nuestras infraestructuras para desplegar sus redes de telecomunicaciones”, ha destacado.

La compañía consolida así su posición como principal empresa europea del sector de la gestión de infraestructuras de telecomunicaciones, alcanzando un parque total de 61.000 emplazamientos, una vez cerrados todos los proyectos en marcha. En términos globales, entre los grupos independientes, solo American Tower, con 171.000 torres, superaría a Cellnex. Por el contrario, el grupo español ya supera ampliamente en emplazamientos en Crown Castle y SBA Communications, los otros dos gigantes estadounidenses del sector.

Cellnex desarrolla sus actividades en España, Italia, Paises Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda y ahora Portugal. Su negocio se estructura en cuatro grandes áreas: servicios para infraestructuras de telecomunicaciones, redes de difusión audiovisual, servicios de redes de seguridad y emergencia, y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras y servicios urbanos (Smart cities e “Internet de las Cosas” (IoT)).

La empresa sigue siendo uno de los valores estrellas de la Bolsa española. El pasado viernes, última sesión celebrada, sus acciones subieron un 4,57%, hasta 45,28 euros, precio que supone una revalorización anual del 18%, pese al derrumbamiento de los mercados financieros. Este martes, a la apertura, suben cerca de un 2%, y superan la cota de los 46 euros, cerca de su máximo histórico de 49 euros, registrado este mismo año.

Normas
Entra en El País para participar