Renault abandona el mercado de turismos diésel y gasolina en China

La corporación francesa se centrará en los modelos comerciales ligeros y eléctricos

Fábrica de Renault en Maubeuge, al norte de Francia
Fábrica de Renault en Maubeuge, al norte de Francia AFP

Renault ha anunciado que abandona el negocio de vehículos particulares con motores térmicos -diésel y gasolina- en China para centrarse en los modelos comerciales ligeros y eléctricos.

Según ha informado este martes la compañía en un comunicado, el grupo transferirá sus acciones en Dongfeng Renault Automotive Company (DRAC) a Dongfeng Motor Corporation. DRAC dejará así de realizar  actividades relacionadas con la marca Renault.

"Estamos abriendo un nuevo capítulo en China. Nos concentraremos en vehículos eléctricos y vehículos comerciales ligeros, las dos vías principales para una movilidad limpia futura y aprovecharemos más eficientemente nuestra relación con Nissan", ha señalado el presidente de la marca en el gigante asiático, dijo Francois Provost

El negocio de vehículos comerciales ligeros es operado a través de Renault Brilliance Jinbei Automotive. Por su parte, el de vehículos eléctricos se desarrolla a través de las dos empresas conjuntas eGT New Energy Automotive (eGT) y Jiangxi Jiangling Group Electric Vehicle  (JMEV).

Renault y Dongfeng seguirán cooperando con Nissan en motores de nueva generación, y también en el campo de los vehículos inteligentes conectados. Además, la marca francesa continuará ofreciendo servicio posventa para sus 300.000 clientes a través de sus concesionarios y de las sinergias de la alianza.

A través de RBJAC, Renault tiene previsto lanzar cinco nuevos vehículos comerciales en China para 2023, al tiempo que también planea abrirse a la exportación a otros países. Este mercado cerró el año pasado en el país con cerca de 3,3 millones de unidades matriculadas.

Otro de los pilares estratégicos de la compañía francesa en China será el vehículo eléctrico, por lo que prevé reforzar su colaboración con Nissan y Dongfeng en el marco de la joint venture eGT, con el objetivo de que su modelo K-ZE se comercialice en todo el mundo.

Como parte de esta mayor colaboración entre Renault, Nissan y Dongfeng en vehículo eléctrico, un derivado del K-ZE -primer modelo eléctrico de la compañía conjunta eGT- se comercializará en Europa en 2021 basado en el prototipo Dacia Spring.

El grupo automovilístico francés ha recordado que el año pasado se matricularon 860.000 vehículos eléctricos en China y que la previsión es que este tipo de energía cope el 25% de las matriculaciones en el país para 2030. Renault ha matriculado 270.000 vehículos eléctricos en todo el mundo desde 2011.

Según Renault, esta nueva estrategia en China "consolidará las ventajas competitivas de Renault para mantener una presencia a largo plazo en el mercado chino y permitirá maximizar las sinergias con Nissan".

 




 

Normas
Entra en El País para participar