El 56% de las empresas de la UE alarga las pérdidas por el coronavirus a 2021

Una de cada tres compañías anticipa reduccciones de plantilla. El 40% de los consultados prevé una reducción de la inversión.

El 56% de las empresas de la UE alarga las pérdidas por el coronavirus a 2021 Pulsar para ampliar el gráfico

Las empresas europeas empiezan a hacer cálculos sobre el impacto que la crisis sanitaria del coronavirus va a tener en sus cuentas. Y los primeros resultados son pesimistas. Una encuesta elaborada por Deloitte a 1.000 directores financieros de compañías en 18 países diferentes, entre ellos España, muestra que la caída de ventas y el ajuste en el empleo va a ser mucho elevado que el previsto en las primeras semanas de la crisis. Antes del 8 de marzo, solo el 28% de los directivos consultados preveía un impacto negativo en sus estados financieros; solo dos semanas después, ese porcentaje se disparó al 79%. Y ese empeoramiento de las previsiones también parece haber trastocado su visión con respecto a la salida de la recesión: si a principios de marzo anticipaban un rebote rápido en el tiempo, ahora auguran un proceso lento y gradual.

Solo de esa manera se explica el pesimismo reinante entre los directivos consultados, que anticipan pérdidas cuantiosas para este año y que creen de forma mayoritaria que se mantendrán durante el próximo ejercicio. Preguntados por las perspectivas para los próximos seis meses, el 32% de los directores financieros considera que la caída de la cifra de negocio será de dos dígitos, el 20% anticipa que oscilará entre un ajuste del 5% al 10%y un 24% cree que no superará el 5%. En cualquier caso, el 76% prevé cerrar el año con número rojos. “Los directores financieros contemplan, con diferencia, las peores perspectivas para sus negocios desde la primera edición de la encuesta en 2015. Esto se debe al actual clima de incertidumbre económica, donde todavía no está clara ni la duración ni el impacto de la crisis provocada por el COVID-19. En este sentido, los encuestados españoles coinciden con sus homólogos europeos”, afirma José Manuel Domínguez Carravilla, socio responsable de la encuesta de Deloitte en España.

El escenario para 2021 no es mucho mejor. Solo un 10% de las firmas consultadas prevé incrementos de facturación y otro 56% augura que sufrirá otro retroceso de ingresos. El resto anticipa que ganará lo mismo o que no puede saber ni contestar lo que deparará el futuro.

 

Normas
Entra en El País para participar