Fármacos contra el VIH, ébola, gripe o artritis: los laboratorios intentan frenar al coronavirus

Casi 200.000 contagiados participan en estudios

Las farmacéuticas prueban ya en 20 ensayos con pacientes las terapias frente a Covid-19

Ensayos vacunas Covid Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El mundo clínico se ha movilizado en todo el mundo para encontrar una cura en pacientes. Cientos de centros, hospitales y farmacéuticas prueban con terapias ya conocidas si tienen uso frente a Covid-19, mientras otras investigaciones de nuevos compuestos avanzan en los laboratorios. Actualmente se han reclutado a 196.000 contagiados para participar en 236 estudios, según revela un informe de la consultora Evaluate Pharma.

En el campo de la I+D liderada por la industria, destacan 20 grandes estudios. El laboratorio estadounidense Gilead actualmente desarrolla dos ensayos diferentes a nivel global con el mismo fármaco, llamado Remdesivir. Se trata de un antirretroviral fabricado por esta empresa que ha demostrado actividad en modelos animales contras múltiples patógenos virales emergentes incluyendo ébola, Marburg, MERS y SARS. Esta compañía es conocida por el impulso de innovaciones como el medicamento Sovaldi frente a la hepatitis C o de antivirales contra el VIH.

El gigante francés Sanofi también está inmerso en investigaciones con infectados en este caso mediante el uso de la hidroxicloroquina (Plaquenil, de nombre comercial), que habitualmente es utilizada como terapia frente a la artritis reumatoide y el lupus.

  • Interés de Trump

Especial énfasis puso hace unos días el presidente estadounidense Donald Trump respecto a que este medicamento, la hidroxicloroquina, del que ya hay genérico y por tanto es más barato y fácil de producir, sea utilizado como remedio. Pero los resultados todavía están por llegar.

Otra de las grandes farmacéuticas, la suiza Roche, investiga en un estudio internacional con contagiados si su medicamento Actemra, un anticuerpo monoclonal utilizado para la artritis reumatoide, es eficaz en casos de neumonía grave por Covid-19.

Es el mismo caso de Kevzara, también un anticuerpo monoclonal utilizado para la artritis reumatoide, que sus dos fabricantes, Sanofi y el laboratorio neoyorquino Regeneron, prueban en dos ensayos clínicos.

Otro de los laboratorios punteros, el estadounidense Abbvie, testa de forma similar a Gilead con un antirretroviral llamado Kaletra (una combinación de dos fármacos), que se usa habitualmente como terapia del VIH. En España, a inicios de marzo, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla comunicó que un paciente se había recuperado con una combinación de fármacos que incluía Kaletra.

En total son 20 los grandes ensayos comerciales (ver gráfico), entre los que destaca también el uso de un antiviral pensado para la gripe, llamado Fludase, o un anti interferón llamado Gamifant de la firma sueca Sobi.

  • Negocio desconocido

La firma Evaluate Pharma reflexiona respecto a que los inversores al final querrán que el precio de las acciones de estas compañías reflejen el progreso de estas investigaciones. De hecho, la capitalización de Gilead ha mejorado en casi 12.000 millones de dólares hasta la fecha y Johnson & Johnson se revalorizó otros 26.000 millones cuando reveló que contaba con empezar en breve a probar una vacuna.

“Esto a pesar de que Johnson & Johnson explica que este trabajo no tiene fines de lucro. También es poco probable que Gilead pueda cobrar mucho por Remdesivir, mientras que Plaquenil (de Sanofi), no tiene patente”, opinan desde la consultora. “Dicho esto, los elogios para una empresa que ofrece un tratamiento efectivo al mercado, en términos de publicidad y reconocimiento gubernamental, tendrán su propio valor”, añaden.

A nivel global, más allá de los proyectos comerciales, son 230 ensayos los que se llevan a cabo. La Organización Mundial de la Salud puso en marcha el conocido como ensayo Solidarity (OMS), al que se han sumado más de 70 países, que en realidad es un compendio de los distintos esfuerzos que se están realizando, a la vez que la OMS consigue financiación para estos avances. La Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma), por su parte, va más allá que Evaluate Pharma y localiza ya una treintena de desarrollos de medicamentos frente a esta pandemia.

  • Pfizer se suma

El fabricante estadounidense Pfizer avanzó este jueves que se sumaba a la carrera con un compuesto que originalmente desarrolló para tratar otro coronavirus, el SARS, y las primeras pruebas con infectados podrían llegar en otoño, según Mikael Dolsten, jefe de investigación del laboratorio de Nueva York.

Además, el responsable de Pfizer apuntó a que la marca busca impulsar estudios para determinar si algunos fármacos existentes, incluido su medicamento para la artritis reumatoide Xeljanz, dan resultado frente a esta patología.

I+D en 54 vacunas

18 meses. La OMS recoge en un informe que ya son 54 los estudios en marcha para conseguir productos que faciliten la inmunización de la población. De esos ensayos, en el 70% de los casos participan laboratorios farmacéuticos y biotecnológicos, según recopila este diario. “En el desarrollo de una posible vacuna, los investigadores calculan que antes de 12 a 18 meses no será posible disponer de una eficaz”, se recuerda desde Farmaindustria. CureVac, GSK, CSL o Sanofi son algunos de las empresas que trabajan en esta área.

En ensayo. Actualmente solo hay dos vacunas que estén ya en estudios clínicos con pacientes, una impulsada por la compañía estadounidense Moderna y otra por la china CanSino, según la OMS. En fases preclínicas, este organismo multilateral ha detectado 52 iniciativas.

J&J. Johnson & Johnson (J&J) anunció la pasada semana que ha llegado a un acuerdo por 1.000 millones de dólares con el Gobierno de EE UU para tener la capacidad de fabricación de 1.000 millones de dosis de una vacuna. La firma americana prevé iniciar los ensayos en septiembre, con el objetivo de tener listo el producto para su uso de emergencia a principios de 2021.

Pfizer. La compañía estadounidense colabora con BioNTech en una vacuna, un pacto por el que pagará 185 millones de dólares por adelantado para el desarrollo, con pagos adicionales si se logran ciertos hitos que podrían impulsar su inversión total hasta casi 750 millones. Pfizer ayudará a fabricar el resultado y apunta a que su objetivo es producir cientos de millones de vacunas el próximo año.

Normas
Entra en El País para participar