El Ejecutivo pide a las autonomías que respeten los horarios comerciales previos al Covid-19

Los sindicatos presionan para reducirlos por el riesgo que asumen los trabajadores

Clientes en un Supercor situado en Madrid
Clientes en un Supercor situado en Madrid

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha enviado una carta a los consejeros de Comercio de las diecisiete comunidades autónomas recordándo que deben mantener y respetar la regulación de horarios comerciales fijada antes de la entrada en vigor del estado de alarma por el coronavirus. "Este criterio responde al objetivo de seguir compaginando la reducción de la movilidad, necesaria para minimizar los contagios, con el abastecimiento de la población en las condiciones señaladas por las autoridades sanitarias, protegiendo a su vez a empresas y trabajadores del sector, y manteniendo la unidad de acción en todo el territorio nacional", recalca en la carta. En su opinión, el ejercicio de una compra ordenada, conforme a los calendarios de cada comunidad autónoma, "evita aglomeraciones y confusión, garantiza el servicio y el abastecimiento, permite la limpieza e higienización de los locales y el merecido descanso de los trabajadores”.

Los sindicatos presionan a Madrid para que suprima la libertad total de horarios en festivos

El calendario aprobado para 2020 fija que solo hay cuatro autonomías (Madrid, Murcia, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana) que superan el mínimo legal (diez festivos de apertura al año). Madrid es la que más lejos ha ido, ya que permite libertad absoluta de horarios, mientras que Murcia permite 16 aperturas, Castilla-La Mancha llega a 12 y Comunidad Valenciana a 11. El resto de autonomías se queda en 10 días.

La carta de Comercio responde, en primer lugar, a la presión de los sindicatos para reducir al mínimo los horarios comerciales en autonomías como Madrid. Desde CC OO han reclamado la derogación de la ley autonómica de libertad de horarios comerciales, ya que, en su opinión, "está propiciando que miles de cajeras, reponedores, dependientes, personal de limpieza y de otros servicios pongan en riesgo su salud y la de sus familiares". Asimismo consideran que el abastecimiento está más que garantizado con la apertura en días laborables y solo media jornada el sábado, "lo que permitiría un mínimo de descanso de un día y medio por semana".

También responde a la decisión de algunas comunidades, que han optado por suprimir festivos. Es el caso de Castilla y León, que ha eliminado el Domingo de Resurrección y especialmente Castilla-La Mancha, que ha suprimido la apertura prevista en Jueves Santo y Domingo de Resurrección, a lo que se suma que el lunes es festivo en esta autonomía. "La decisión de Castilla La Mancha no ha tenido en cuenta los problemas operativos que puede generar en empresas y los inconvenientes para los consumidores. Por eso, solicitamos mantener la apertura del jueves 9 y lunes 13 conforme a lo que inicialmente se había acordado en el calendario anual de domingos y festivos de apertura comercial",  puntualizan desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribucion (Anged), que representa a multinacionales como Auchan, Carrefour, El Corte Inglés, Ikea o Leroy Merlín. "Con las limitaciones actuales de aforo y las medidas preventivas de seguridad y distanciamiento que impone la autoridad sanitaria, es extremadamente difícil concentrar el tráfico de consumidores de cinco días en una única jornada", recalcan.

Normas
Entra en El País para participar