El Ibex cierra plano pese al pésimo dato de empleo en Estados Unidos

El petróleo se dispara más de un 20%

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

El arranque de abril mantiene el estado de nervios en los mercados. La pandemia de coronavirus acelera su expansión y sigue la escasa o nula visibilidad sobre los efectos económicos de las medidas de confinamiento. Los primeros datos de marzo ponen cifras ya al derrumbe del empleo. En España, el parón ha destruido casi 900.000 puestos de trabajo en marzo, el peor dato de la historia. En EE UU, el número de nuevos parados ha aumentado en 6,64 millones de personas en la última semana, el doble de lo esperado por los expertos, y un nuevo récord histórico.

La volatilidad en la jornada de hoy ha sido especialmente elevada. Finalmente, tras varios intentos de remontada fallidos, el Ibex ha cerrado prácticamente plano con una caída del 0,08% en los 6.574,1 puntos.  

El dato semanal de desempleo en EE UU, golpeado por el virus y las medidas de confinamiento, supone un nuevo indicio de que la mayor economía del mundo ha puesto fin de manera abrupta al periodo más largo de crecimiento del empleo en la historia de EE UU. La cifra de 6,64 millones de nuevos parados pulveriza el anterior récord histórico, que se marcó la  semana pasada con 3,3 millones de parados. Los expertos esperaban para el dato de hoy 3,5 millones de nuevas solicitudes. Esta demoledora noticia es un aperitivo para el dato clave, uno de los más relevantes del calendario, que se conoce mañana: el dato de empleo del conjunto de marzo.

El efecto del brutal aumento del desempleo a escala global  en los resultados empresariales es aún complicado de prever, de ahí que los inversores tengan dudas en la renta variable, más allá de rebotes o repuntes puntuales en busca de oportunidades de compra. El principal lastre en el Ibex hoy ha sido el valor más capitalizado, Inditex, que se ha dejado el 2,80%.

No obstante, el peor valor ha sido Amadeus, que ha bajado un 3%. Las pérdidas han sido también abultadas en banca. BBVA cede un 1,94% y Bankia un 2,43%. El Santander, que llegó a avanzar más de un 2%, al final sube un 0,23%.

En el lado contrario, Repsol ha aprovechado el espectacular alza del precio del petróleo y ha subido el 6,02% convirtiéndose hoy en la mejor cotizada del Ibex. El barril de petróleo Brent se ha encarecido hoy un 19,98% hasta los 29,78 dólares por barril después de que el presidente de EE UU, Donald Trump, dijera que espera que Arabia Saudí y Rusia firmen en breve un nuevo acuerdo de producción para poner fin a la guerra que dura ya cuatro semanas.

Trump ha explicado en Twitter que conversó por teléfono con el príncipe heredero saudí, Mohammad bin Salman, quien ha solicitado una reunión urgente de la OPEP+ para lograr un "acuerdo justo" que estabilice el mercado. El mandatario estadounidense señaló: "Acabo de hablar con mi amigo MBS (Príncipe Heredero) de Arabia Saudí, quien habló con el presidente Putin de Rusia y espero que recorten aproximadamente 10 millones de barriles y puede que sustancialmente más, y si ocurre, ¡será excelente para la industria del petróleo y el gas!". Y añade: "Podría elevarse hasta 15 millones de barriles. ¡Buenas (excelentes) noticias para todo el mundo!".

La situación de paralización tanto en Europa como en América nunca antes se había vivido y los efectos en la economía son aún una incógnita, pero empiezan a conocerse los primeros indicios del derrumbe. En España, los datos de paro de marzo han sido devastadores: casi 900.000 empleos destruidos, los mismos en solo 14 días que durante la crisis de Lehman en más de tres meses. Ayer, las cifras de Austria ya apuntaban en esa dirección.

Sobre la crisis sanitaria, en España e Italia empieza a haber signos de estabilización de los contagios, y el mayor foco de crecimiento se dirige ahora a EE UU, donde ya se superan los 200.000 infectados y las muertes se acercan a 5.000. Wall Street bajó ayer casi un 4% -aunque este jueves ha repuntado más de un 2%- y ha arrastrado a los índices asiáticos. El Nikkei de Tokio baja un 1,37% y amplía las pérdidas en el año a casi el 25%.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español se desliga del de otros países tras haber cerrado una emisión de 6.000 millones de euros, si bien los movimientos son muy escasos. La deuda a 10 años sube dos puntos básicos al 0,708%, mientras la alemana y la italiana bajan uno y tres puntos, respectivamente, hasta el -0,457% 1,501%. El bono estadounidense baja tres puntos al 0,592%.

En el mercado de divisas, el miedo a la recesión también pesa, y como es habitual desde el estallido de la crisis, el dólar es refugio en momentos complicados. La moneda estadounidense se revaloriza un 0,4% contra el euro hasta los 1,0916 dólares por cada euro. También sube contra el yen. Por el contrario, la divisa estadounidense retrocede ante las monedas más castigadas en las últimas semanas, como la corona noruega, a medida que los mecanismos de la Fed para proporcionar dólares en otras jurisdicciones alivian la escasez de moneda fuerte.  

Normas
Entra en El País para participar