Reestructuraciones

Cinven, CPPIB y EQT aguardan el sí de la banca para inyectar 400 millones en Hotelbeds

Moody’s rebaja el rating a Caa1, con perspectiva negativa

Cinven, CPPIB y EQT aguardan el sí de la banca para inyectar 400 millones en Hotelbeds
EFE

Un rayo de luz se abre sobre el oscuro panorama del sector turístico español. Los accionistas de Hotelbeds –los fondos de capital riesgo Cinven, CPPIB y EQT– preparan la inyección de 400 millones para garantizar la operativa de la plataforma española de reservas de habitaciones de hotel. Todo está pendiente del sí de los 12 bancos que componen su pool de acreedores, que se prevé para la próxima semana.

Este flotador de liquidez se estructurará como un crédito, según publicó Bloomberg. Un préstamo que, una vez la expansión del coronavirus afloje la tensión sobre el sector turístico, podrá ser refinanciado por los bancos o incluso con una emisión de bonos, según indican fuentes financieras.

Para ello, las tres firmas de capital riesgo cuentan con cinco años de plazo, que es cuando expira el préstamo que ahora preparan. Se trata, en realidad, de una extensión de los créditos que la compañía cuenta actualmente con la banca. Y contará con una cláusula pari-passu. Es decir, los bancos permitirán que los fondos tengan su misma prelación a la hora de cobrar su deuda en caso de quiebra.

Este punto es el que hace imprescindible la aquiescencia de la banca para firmar la operación. Las fuentes consultadas apuntan a que no se prevén grandes objeciones de las entidades, toda vez que la refinanciación alivia su exposición a este crédito.

Hotelbeds cuenta con dos créditos en vigor con las entidades financieras. El primero es de 682 millones, al euríbor más 4,25% y con vencimiento en 2023. En él participan Unicredit, Morgan Stanley y HSBC. El otro crédito es por 400 millones, paga el euríbor más el 4,5% y vence en 2025. Aquí el sindicato es mucho más amplio. Además, de los tres bancos anteriores en él están presentes BBVA, Bank of Ireland, BofAML, Citi, Deutsche Bank y Goldman Sachs. Dispone además de una línea de revolving por 245 millones. Así, Hotelbeds se dota de un colchón financiero de unos 1.700 millones para afrontar la crisis.

Aunque abultada, esta cifra no es suficiente para las agencias de rating. Moody's decidió ayer bajar la nota del operador español, de B3 a Caa1. Apunta a los riesgos para la compañía del azote para el sector de la pandemia, aunque matiza que puede revisar su decisión una vez se firme la operación de sus accionistas.

Hotelbeds ha sido un ejemplo de éxito en las empresa españolas. Cinven lo adquirió del gigante alemán TUI y después dio entrada en el capital a CPPIB y EQT. Fuentes de la compañía señalan que el negocio registraba buenos resultados incluso durante el mes de febrero.

Normas
Entra en El País para participar