Coronavirus

El bono de la luz se amplía a trabajadores y autónomos afectados por la crisis

No se podrá cortar el suministro a ningún hogar y podrán bajar sin coste la potencia contratada

Contadores eléctricos.
Contadores eléctricos.

El Gobierno ha ampliado el colectivo de potenciales beneficiarios del bono social eléctrico, que da derecho a descuentos en la factura de entre el 25% y el 100%. Según el real decreto ley de medidas urgentes complementarias para hacer frente al coronavirus, podrán acogerse, de manera excepcional y temporal y solo en la vivienda habitual, las personas físicas afectadas por medidas de regulación de empleo (ERTE) adoptadas por sus empresas; quienes, como los autónomos, hayan cesado en su actividad profesional o quienes hayan visto reducido sus ingresos un 75% en promedio respecto al semestre anterior.

Podrán solicitar el bono quienes tengan derecho al precio regulado (PVPC), esto es, los usuarios con menos de 10 kW de potencia contratada y que no superen los siguientes umbrales de renta: 18.799 euros anuales (2,5 veces el Iprem) a familias sin hijos o 22.559 euros y 26.318 euros, respectivamente, si hay un menor o dos en el hogar.

En estas circunstancias, el RDL considera que el suministro de gas, electricidad y agua “adquieren,si cabe, una naturaleza más esencial”. En este sentido, mientras dure el estado de alarma, estabece que no se podrá suspender el suministro de de gas, luz ni agua a ningún consumidores domésticos en su vivienda habitual, “aunque conste dicha posibilidad en los contratos de suministro o acceso suscritos por los consumidores”. De esta manera, el Gobierno amplía así a todos los hogares la prohibición de cortar el suministro a los consumidores considerados vulnerables que fijó el RDL del estado de alarma.

El texto legal las justifica señalando que “el confinamiento y restricción de la movilidad traen aparejadas la estancia ininterrumpida en el domicilio de la mayoría de los miembros del hogar” y porque muchas actividades se han trasladado al mismo.

Por otro lado, se permitirá a los autónomos y pymes suspender el pago de las facturas durante los seis meses posteriores a la finalización del estado de alarma. Asimismo, se flexibilizan los constratos de electricidad y gas para todos estos estos colectivos, incluyendo la posibilida de reducir la potencia y los caudales contratados sin coste alguno. El Ministerio ha habilitado un teléfono de información sobre estas medidas: 91 314673.

Los Presupuestos Generales del Estado que se aprueben tras el estado de alarma dotarán un crédito por el importe equivalente a la reducción de ingresos para los sistemas eléctrico y gasista atribuible a las medidas que ha adoptado el Gobierno para paliar los efectos económicos de la crisis del coronavirus. Eldescuento del bono social se hace sobre toda la factura y,por tanto, sobre los peajes o los ingresos con los que se cubren los costes de los sistemas eléctrico y gasístico.

 

Normas
Entra en El País para participar