El control de tesorería. La clave a controlar por la pyme en tiempos de coronavirus

Consejos para minimizar los daños del coronavirus en tu negocio.

pymes tesorería coronavirus

La crisis del coronavirus va a marcar un antes y un después en la sociedad. El sector empresarial, y más especialmente las pequeñas y medianas empresas, van a sufrir un impacto en sus cuentas que será difícil contrarrestar. En esta situación, la planificación financiera cobra un valor crucial para que los emprendedores puedan superar esta situación de la manera más airosa posible.

Para ello, será necesario trabajar con herramientas prácticas que permitan planificar la situación financiera y plantear posibles escenarios. El objetivo no es otro que reducir las consecuencias de esta recesión y estar preparados para cuando la normalidad vuelva a nuestras vidas. Así lo afirma la economista y mentora financiera Vanesa Marrero.

Consejos y próximos pasos para gestionar la tesorería de una pyme

Elaborar una previsión de tesorería, saber cuáles van a ser los cobros que entrarán en el negocio y, sobre todo, los pagos indispensables que habrá que acometer ayudarán al empresario a planificar a largo plazo cuál será su flujo de tesorería de forma mensual durante lo que resta de año.

“En las finanzas, la clave es adelantare a los acontecimientos”, explica Marrero. Hay acontecimientos que no podemos predecir, y este es uno de ellos, añade, pero lo que sí podemos hacer es “trabajar con varios escenarios para plantear planes de acción diferentes en función de las circunstancias”.

Con una previsión de tesorería realista, en función de tus conocimientos del mercado y de los pagos y cobros con los que cuentes, podrás obtener un flujo de tesorería aproximado de cada mes, lo que te dará cierto margen de maniobra ante meses con déficit. “Esto te hará buscar alternativas y pensar en soluciones”, argumenta la economista.

Por otro lado, Marrero también propone realizar una previsión pesimista, que contemple una reducción drástica de esos cobros. Es decir, que reduzcas al 50, al 60 o al 70% los ingresos que crees que vas a tener en los próximos meses. De este modo, sabrás cuál sería el flujo de caja en el peor de los escenarios.

La idea es predecir si en mayo, en caso de no haber cobros, contamos con un colchón suficiente. Nos permitirá saber, con antelación, qué soluciones tomar en caso de no ser así. Tener el escenario en mente, y las posibles soluciones será la única manera de salir airoso en ese caso.

Normas
Entra en El País para participar