Credit Suisse confía en Repsol: cree que sus acciones subirán un 109%

El banco suizo fija un precio objetivo a 12 meses de 16 euros por acción

Vista del logotipo de la compañia petrolera Repsol.
Vista del logotipo de la compañia petrolera Repsol. EFE

Los expertos de Credit Suisse apuestan por una recuperación de las acciones de Repsol en Bolsa. En concreto, después de analizar el plan de resiliencia que presentó la compañía el pasado miércoles,  los analistas del banco suizo han llegado a la conclusión de que los títulos de la petrolera deberían de escalar hasta los 16 euros de aquí a 12 meses. 

Este precio objetivo es el mismo que en anteriores análisis de Credit Suisse e implica una revalorización del 109% respecto a los 7,65 euros por cada acción que marcó el jueves. Los expertos de Credit Suisse recomiendan sobreponderar a Repsol. Hasta el momento, las acciones de la empresa han sufrido un duro castigo y en lo que va de año se deja un 46,78% de su valor.

La crisis del coronavirus y la guerra de precios en el petróleo que mantienen Arabia Saudí y Rusia han impactado de lleno en la cotizada. Fruto de estas tensiones tanto en el lado de la demanda como en el de la oferta, el barril de Brent, crudo de referencia en Europa, se ha desplomado hasta los 26 dólares por unidad, un 60,6% por debajo de su precio del 31 de diciembre de 2019.

Al presentar su plan de resiliencia, Repsol estimó que el barril de Brent acabará el año rondando los 35 dólares por unidad frente a los 40 dólares que preveía inicialmente. Para el gas natural, la compañía se mueve en un precio del Henry Hub de 1,8 dolares/MBtu mientras que, por otro lado, rebajó sustancialmente las expectativas de margen de refino del crudo: han caído desde los 7,3 dólares por barril hasta los 4 dólares por cada unidad.

Con el objetivo de capear el temporal, Repsol anunció una serie de recortes el miércoles. Entre las medidas de ajuste se incluyen una reducción adicional de los gastos operativos en 350 millones; de las inversiones en 1.000 millones (un 26% menos) y optimizaciones del capital circulante de casi 800 millones. Medidas que, según fuentes de la compañía, se aplican para evitar ajustes laborales.

Además, Repsol anunció que mantendrá su compromiso del pago de dividendos de un euro por acción para 2020. La empresa ya abonó 0,55 euros por cada título mediante script dividends, y pretende entregar los 0,45 euros restantes usando la misma fórmula. En cambio, el Consejo de Administración descartó la reducción del 5% del capital que tenían prevista realizar. Pese al negativo panorama y a mantener parte de su retribución al accionista, Repsol confía en acabar 2020 con un nivel de deuda similar al de 2019.

"Nuestra previsión del flujo de caja de Repsol apunta a un superávit en 2020, con el principal punto a destacar siendo el ajuste que Repsol ha hecho en sus previsiones de margen de refino, que son más bajas que nuestras estimaciones actuales para Europa", apuntan desde Credit Suisse.

Los analistas explican que no han cambiado el precio objetivo debido en gran parte a la situación actual del mercado de divisas, "en otro escenario en este mercado, nuestro precio objetivo bajaría hasta los 15 euros por acción", detallan.

Entre posibles catalizadores del precio de la acción al alza, Credit Suisse se centra en que la compañía anuncie más ajustes en la actualización del plan de resiliencia que Repsol tiene previsto hacer el 5 de mayo. "Los riesgos incluyen márgenes de refino más débiles, ya que está más expuesta a ellos que otras petroleras", advierten.

"El precio objetivo está basado en los futuros flujos de caja de Repsol y asume un retorno de la inversión que ronda el 9% y un crecimiento final del 0%. Además, implica un flujo de caja de alrededor del 7,8% y un dividendo del 6,2%. Estimamos que las acciones de Repsol darán en precio el barril de Brent valorado en 35 dólares", dicen a modo de conclusión los expertos de Credit Suisse. 

Normas
Entra en El País para participar