Volkswagen e-Bulli: la furgoneta clásica 'hippie' regresa electrificada

Volkswagen e-Bulli: la furgoneta clásica 'hippie' regresa electrificada

La marca alemana acaba de presentarla.

Hace ya algunos meses os hablamos de las intenciones de Volkswagen de recuperar su mítica furgoneta que en los años 60 se convirtió en un auténtico icono hippie, y que ha conocido todo tipo de nombres: Camper, Transporter, Bulli, Combi... así que los alemanes parece que se han quedado para su regreso como vehículo eléctrico con el tercero de ellos y le han añadido una "e" de eléctrico.

Volkswagen e-Bully.
Volkswagen e-Bully.

Así que nos encontramos ahora ante la Volkswagen e-Bulli, una nueva furgoneta eléctrica que cuando la conocimos hace algunos meses iba a contar con algunos detalles de diseño realmente atrevidos que, ahora que la acaban de presentar oficialmente, han recortado para volver a los elementos originales. Era el caso de los retrovisores, las llantas o el volante inspirados en las formas de la naturaleza.

Volkswagen e-Bully.
Volkswagen e-Bully.

Retro pero con detalles de vanguardia

Esta Volkswagen e-Bulli se ha quitado de en medio el motor de cuatro cilindros que equipaba y han instalado otro de transmisión eléctrica en el tren trasero, capaz de producir 82CV de potencia para circular a unas velocidades que oscilan entre los 105 y los 130 km/h. En ambos casos esos límites han sido recortados electrónicamente por lo que seguramente sea capaz de más. En lo que a baterías se refiere, recurre a un conjunto de 45 kWh que tienen una autonomía máxima de 200 kilómetros.

Cuadro de mandos de Volkswagen e-Bully.
Cuadro de mandos de Volkswagen e-Bully.

El interior destaca porque mantiene el diseño del modelo original, con toques naranjas, su característico volante de autobús, el salpicadero de rejillas o el indicador de kilometraje circular que respeta la línea de estilo y diseño de los originales, y que vuelve a la vida con nuevas tareas para recordarnos los kilómetros que le restan de autonomía, así como el nivel de carga de las baterías. Eso sí, seguro que no habéis reparado en un detalle que no han querido dejar pasar los alemanes y es la presencia de una enorme pantalla... ¡en el techo!

Interior de la Volkswagen e-Bully.
Interior de la Volkswagen e-Bully.

En la fotografía podéis ver que Volkswagen le da un uso puro para mapas pero es seguro que funcionará como epicentro del infotainment del vehículo, con funciones multimedia que darán servicio tanto al conductor como a todos los que le acompañen. Esa disposición recuerda a la de los autobuses de larga distancia donde proyectan esa películas para todos los pasajeros que van sentados camino de la playa.

Carga eléctrica de la Volkswagen e-Bully.
Carga eléctrica de la Volkswagen e-Bully.

De momento Volkswagen no tiene planes de producir en serie este vehículo aunque sí como un kit de actualización para todos aquellos propietarios que quieran transformar sus vehículos de gasolina, o diésel, en nuevos eléctricos que les van a reportar descuentos fiscales y ventajas a la hora de utilizarlos en las ciudades. Eso sí, si preferimos adquirir uno, es muy seguro que tenga que ser en Alemania, y adquirirlo a través del servicio e-classics por unos 64.900 euros.

Normas
Entra en El País para participar