BCE

Lagarde toma medidas para estimular los préstamos y evitar un crac de liquidez empresarial

El riesgo crediticio en el sector empresarial registra la mayor caída dedse 2016

Christine Lagarde, junto a Luis de Guindos en la reunión del BCE de la semana pasada.
Christine Lagarde, junto a Luis de Guindos en la reunión del BCE de la semana pasada. Getty Images

Además de anunciar ayer un masivo programa de compras de deuda pública para contener el peligroso ensanchamiento de las primas de riesgo, el BCE ha tomado medidas de gran significado para estimular el préstamo a las empresas y evitar un colapso del crédito.

Así, el Banco Central Europeo ha anunciado que ha ampliado su programa de compras de deuda corporativa a pagarés de entidades no financieras. Esto quiere decir que interviene en el mercado de deuda a corto plazo, el que usan grandes corporaciones para cubrir necesidades financieras del día a dia.

La extrema tensión financiera de estos días ha elevado los tipos en este mercado, amenazando con cerrar el grifo y crear serios problemas de liquidez a firmas que dependen de éste. Mediante el anuncio de anoche, la auoridad monetaria puede operar en este mercado de forma directa, es decir, sin depender de entidades financieras para que la liquidez que pone en el sistema llegue a las empresas.

En otra decisión de gran calado, la entidad ha flexibilizado el tipo de colateral con el que los bancos pueden acudir a la subastas de liquidez que organice el banco central. Ahora los bancos podrán depositar préstamos al sector empresarial como garantía para pedir liquidez al BCE. Hasta ahora la entidad aceptaba titulizaciones (hipotecarias o de otro tipo) y préstamos sindicados, pero ahora admitirá préstamos al sector productivo. Otra medida mediante la que Lagarde espera que el sector productivo no muera de sed.

La reacción de los mercados está siendo positiva. El coste del seguro de crédito contra impagos para los bonos de mayor calidad registró la mayor caída desde marzo de 2016, cuando el BCE introdujo por primera vez su programa de compra de bonos corporativos. "Es otro paso en la dirección correcta", declaró a Bloomberg Guy Stear, jefe de análisis de renta fija de SG "Los inversores tienen una enorme preferencia por la liquidez, pero esto no durará para siempre".

En paralelo, el mercado primario de bonos sindicados de Europa se ha reactivado después de una sesión sin actividad el miércoles. El estado alemán de Renania del Norte-Westfalia está vendiendo notas en euros, mientras que el Banco Dominion de Toronto y el Banco de Montreal están vendiendo cédulas, también de bajo riesgo.

Normas
Entra en El País para participar