Las tres haciendas vascas aplazarán el pago de impuestos a pymes y autónomos

Algunos pagos se retrasan nueve meses, los tres primeros de carencia al 100 %

Las tres haciendas vascas de los respectivos territorios de Euskadi darán un respiro en el pago de impuestos a los autónomos y a las pymes (en los casos de empresas con menos de 50 trabajadores y una facturación inferior a 10 millones). Las entidades forales, gobernadas por el PNV, aplazarán la tributación. 

Un alivio para la tesorería para de compañías y empresarios en relación con las obligaciones del IRPF en primavera y del impuesto de sociedades a finales de julio.

Bizkaia ha abierto el cambio para dar flexibilidad a los plazos. Alargará los abonos durante un periodo de nueve meses, con el primer trimestre de carencia. Las contribuciones comenzarán a realizarse en los seis meses siguientes. Además, este aplazamiento no contempla la posibilidad del pago de intereses por el atraso.

Los autónomos con menos de diez empleados a su cargo debían afrontar el próximo 27 de abril la liquidación de retenciones por IRPF e IVA. Una obligación que se retrasa al 1 de junio. A partir de plantillas de más de diez trabajadores, los plazos se acortan para pymes y autónomos. Medio mes por encima de esa fecha del 27 de abril. Pero también tendrán opción a los citados aplazamientos de los pagos.

Otra de las obligaciones fiscales que aprietan a los autónomos, el abono adelantado y trimestral por el IRPF, también se retrasa. Las haciendas forales también agilizarán los procesos para la devolución del IVA, facilitando de una manera más rápida su cobro. Aunque los entes forales revisarán a fondo estas devoluciones cuando la crisis por el coronavirus haya pasado.

Normas
Entra en El País para participar