Meliá cierra 59 hoteles por la crisis sanitaria hasta el 31 de marzo

Las autonomías más afectadas son Andalucía y Madrid, con 13 y 11 inmuebles.

Fachada del hotel Gran Meliá Fénix, uno de los establecimientos cerrados.
Fachada del hotel Gran Meliá Fénix, uno de los establecimientos cerrados.

Las grandes cadenas hoteleras empiezan a enseñar las cartas respecto al impacto que la crisis del coronavirus va a tener en sus alojamientos. La primera ha sido Meliá, que anunció a última hora de la noche del lunes a la CNMV el plan que va a adoptar como consecuencia de la crisis desatada por la epidemia, el desplome de la demanda y el cierre de fronteras. La compañía presidida por Gabriel Escarrer va a cerrar 59 hoteles (un 15% de los 385 hoteles que tiene en todo el mundo).

De esos alojamientos, 45 están en España y la autonomía más afectada es Andalucía, con trece inmuebles, de los cuales cuatro se sitúan en Málaga, tres en Granada, tres en Cádiz, dos en Sevilla y uno en Córdoba. En segundo lugar aparece Madrid, con once alojamientos, ya que más de la mitad de los infectados por el virus se localizan en la ciudad y en la que se decretó desde el pasado viernes el cierre de toda actividad hasta finales de marzo. Cerca también figura Cataluña, con nueve hoteles (cinco en Barcelona y otros dos en Cambrils y Girona y otros dos en las estaciones invernales de Vielha y Baqueira Beret) y ya a cierta distancia Mallorca, con cuatro alojamientos. Meliá remarca que el cierre "aplica inicialmente hasta el 31 de marzo" y avisa de que se irá revisando de forma regular y estará sujeto a cambios.

Desde la hotelera señalan que, como medida transitoria y mientras ello sea posible, "es intención de la compañía mantener un mínimo de un hotel abierto en las principales ciudades y destinos en los que está presente", a los que poder derivar y concentrar a los clientes existentes y dar apoyo al alojamiento de las plantillas desplazadas de las líneas aéreas.

En la nota remitida a la CNMV, la hotelera también explica la política de cancelación que aplicará sobre las reservas con dos grandes grupos. El primero corresponde a las personas que realizaron sus reservas para el período entre el 2 y el 31 de marzo, a los que se les permite "cancelar su reserva hasta 24 horas antes de la fecha de entrada sin ningún gasto de cancelación o penalización". El segundo corresponde a clientes, tanto particulares como colectivos, que hicieron una reserva para disfrutarla con anterioridad al 2 de marzo, a los que ofrece posponer su reserva eligiendo una fecha posterior o bien, "si no es una alternativa viable, puede cancelarse sin ningún gasto de cancelación o penalización".

En paralelo a este cierre de hoteles, Meliá ya ha activado una rebaja de jornada y sueldo del 50% para el personal en España (oficinas y hoteles) durante dos meses, aunque en el caso de los hoteles solo se aplica a los directores y ha despedido a 230 trabajadores. UGT y CC OO remitieron ayer un comunicado conjunto en el que solicitaban la readmisión de esos trabajadores y que sean incorporados en el Expediente de Regulacion Temporal de Empleo (ERTE) que aseguran que la compañía va a a presentar en las próximas semanas.

La hotelera balear también remarca que desde el inicio de la emergencia sanitaria ha actuado con responsabilidad, consciente de "la complejidad operativa que ello puede conllevar", y reconoce que ha puesto a disposición de las autoridades aquellos hoteles que pudieran necesitar para su utilización como centros asistenciales o de apoyo.

Normas
Entra en El País para participar