La falta de personal por coronavirus obliga a cerrar a Volkswagen Navarra

La compañía ha decicido suspender las operaciones en la factoría hasta nuevo aviso debido a la pandemia

La falta de personal por coronavirus obliga a cerrar a Volkswagen Navarra

Volkswagen Navarra ha decidido cancelar su actividad industrial hasta nuevo aviso y ha solicitado a sus trabajadores que no se incorporen a trabajar a partir de ahora.

Según informó la dirección de la compañía, la decisión ha sido consensuada con la parte social a las 20.30 horas de este domingo, tras constatar la falta de personal para iniciar el turno de las 20 horas debido al coronavirus. Ambas partes ser reunirán mañana.

La cancelación de la actividad se ha acordado debido a la alerta social provocada por el agravamiento de la evolución de la pandemia y a la entrada en vigor del estado de alarma.

En ese sentido se alude a la imposibilidad de garantizar la salud de los trabajadores por las cada vez más exigentes medidas de seguridad definidas por las autoridades sanitarias, razones, subraya la compañía, "todas ellas externas y ajenas a la voluntad y posibilidades de actuación de la empresa".

Aquellas personas que sean necesarias para garantizar la nueva situación serán contactadas de forma individual, según apunta la dirección de la factoría de Landaben, que cuenta con una plantilla de más de 5.000 personas.

El comité de empresa de Volkswagen Navarra (UGT, CC OO, ELA, LAB, Cuadros y CGT) había denunciado esta mañana la apertura de la fábrica durante este fin de semana y exigido la paralización inmediata de la producción.

Denunciaba que, una vez decretado el estado de alarma por el coronavirus, la empresa seguía "sin reaccionar, máxime cuando ya han aparecido casos con síntomas muy claros y trabajadores en aislamiento de la propia empresa", pero "pese a ello se ha continuado con la producción en el fin de semana".

Finalmente se han reunido con la dirección y se ha acordado cancelar la actividad industrial.

Normas
Entra en El País para participar