Crisis sanitaria

Sánchez prepara la declaración del estado de alarma

El presidente retrasa su declaración institucional

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hará una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa, según ha anunciado el Gobierno. El comunicado se retrasa, ya que estaba prevista para las 14.30. Se prevé que decrete el estado de alarma. En cualquier caso, esta medida de carácter excepcional deberá ser implantada mediante decreto acordado en el Consejo de Ministros, publicada automáticamente en el Boletín Oficial del Estado y en los medios de comunicación.

Si finalmente el Ejecutivo de Pedro Sánchez decide ponerlo en marcha, todas las autoridades civiles de la Administración Pública así como los cuerpos de seguridad autonómicos o locales, quedarán bajo las órdenes de la autoridad competente, es decir, el Gobierno o el presidente de la comunidad autónoma si solo afecta a una región determinada.

El Ejecutivo también podría limitar la circulación de ciudadanos, así como la de vehículos, a ciertas horas y en determinados lugares o condicionarlo a ciertos requisitos. Asimismo, podría requisar temporalmente cualquier tipo de bien e intervenir y ocupar industrias, fábricas o cualquier otro tipo de local —e incluso movilizar de personal de las empresas—, aunque los domicilios particulares quedan exentos en este sentido. El Ejecutivo también podrá limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad e impartir órdenes para garantizar el abastecimiento o el funcionamiento de los servicios.

La declaración se producirá pocas horas después de que el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, haya anunciado este viernes la activación de la Declaración de Alerta o Emergencia Sanitaria en Euskadi con motivo de la pandemia por coronavirus, una medida que abre la puerta a la adopción de medidas como el confinamiento de personas en sus domicilios, la restricción del acceso a determinadas zonas, o la limitación de servicios públicos o del consumo de bienes.

La Comunidad de Madrid, donde se concentran la mitad de los afectados de coronavirus del país, ha decretado este viernes el cierre de todos los negocios de hostelería. El Ejecutivo madrileño suma estas medidas a otras ya aplicadas para reducir los desplazamientos y las concentraciones.

La Generalitat, por su parte, decretó este jueves el cierre de cuatro localidades tras localizar el mayor brote de coronavirus de Cataluña que afecta, sobre todo, a personal sanitario. La medida afecta a 70.000 personas de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarita de Montbui y Òdena, en la provincia de Barcelona donde los Mossos controlan la zona. En Igualada se han identificado 58 casos positivos, de los 319 de la región. El Govern ha ordenado este viernes a los espacios con una capacidad superior a 1.000 personas a mantener la actividad con un máximo de un
tercio del aforo y siempre que este no supere el millar. También ha decretado el cese de actividad y cierre de espacios como gimnasios, pistas deesquí, locales de ocio y comercios que no están destinados a ofrecer productos de primera necesidad

Este viernes por la mañana el jefe del Ejecutivo ha presidido por videoconferencia la reunión interministerial de seguimiento del COVID19 que realiza cada día el Ministerio de Sanidad. Según publica El País, el Gobierno español ha empezado a debatir este viernes la declaración del estado de alarma para hacer frente a la expansión del coronavirus.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha manifestado su apoyo "total" a todas las medidas que tome el Ejecutivo central de Pedro Sánchez contra el coronavirus Covid-19, incluidas las "drásticas".

En todo el país, ya han muerto 120 personas con coronavirus y hay más de 4.200 infectados, 1.200 más que hace 24 horas. La mitad de ellos se encuentran en la Comunidad de Madrid, que sufre un repunte de casos hasta los 2.078 afectados y 56 muertos.

De producirse, esta sería la segunda vez en la historia que el Estado declara el estado de alarma en España. La anterior fue en diciembre de 2010 por la crisis de los controladores aéreos.

 

 

Normas
Entra en El País para participar