El coste laboral por hora sube un 3%, el mayor alza en un cierre de año desde 2013

Los costes salariales por hora trabajada escalaron hasta el 2,5% interanual y solo cayeron en el sector financiero y de seguros

Coste laboral Pulsar para ampliar el gráfico

El coste de la mano de obra por hora trabajada cerró el pasado año al alza y creciendo el doble que de lo que lo hizo a finales de 2018. Así lo indica el dato del Índice de Coste Laboral Armonizado del cuarto trimestre de 2019, que refleja un avance del 3% de este coste frente al 1,6% de un año antes, según las cifras desestacionalizadas y corregidas de variaciones del calendario publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

El coste laboral por hora trabajada esta formado por varios tipos de pagos: el salario y otros costes (que incluyen pagos extrasalariales como las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, complementos de incapacidad temporal, indemnizaciones por despido dietas o pluses). Así, eliminando esos otros costes extrasalariales se observa que el pasado año el salario pagado en promedio por hora trabajada creció un 2,5% respecto al cuarto trimestre del año anterior. Mientras que los otros costes crecieron aún más, un 4,4% interanual en el último trimestre de 2019.

Estos datos reflejan cierta aceleración de los costes laborales, tanto en su computo total como solo en el salarial. En ambos casos los costes por hora trabajada se anotaron la mayor subida en un cuarto trimestre desde 2013, momento en el que se inició la recuperación del empleo.

Este dato del cierre del año también supuso una recuperación de los salarios por hora que en el tercer trimestre crecían un 2,1% cuatro décimas menos.

En cualquier caso, el avance de los sueldos así medidos está en consonancia con las cifras registradas por los incrementos salariales pactados en convenio que terminaron el año pasado con un avance del 2,3%.

No obstante, si se observa el coste laboral por hora trabajada según los distintos sectores de actividad se observa mucha heterogeneidad. Por ejemplo hay varias actividades con incrementos del coste laboral por hora superiores al 4% interanual, entre los que están el sector de las actividades inmobiliarias (donde crece un 6,6%) o el sanitario (5%). Este último sector fue además el que más empleo creó el pasado año, con un incremento de 114.600 ocupados en el último trimestre, más que en el mismo periodo del año anterior, según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA). Por encima de la media nacional (3%) crecieron también los costes laborales por hora trabajada del sector de la educación (3,6%), y el de la Administración Pública (5,5%).

Pero si solo se analiza el coste salarial, las actividades inmobiliarias registran el mayor incremento de las retribuciones, de casi un 9% el año pasado.

Por el contrario, solo hubo un sector donde bajó el coste salarial por hora trabajada: las actividades financieras y de seguros, donde este coste cayó un 1% interanual a finales de 2019. Mientras que este sector también experimentó el mayor incremento del capitulo de “otros costes”, que aumentaron un 11,5%, impulsados sobre todo por las indemnizaciones por despido incluidas en los ajustes de plantilla que están realizando las empresas financieras, en plena reconversión tecnológica. Estos ajustes propiciaron la pérdida de 1.700 ocupados netos en el ejercicio pasado.

Desde el sindicato UGT han considerado hoy que este avance del coste laboral y, concretamente, de los pagos salariales, es “insuficiente” debido a que estas mejoras aún no se están trasladando adecuadamente a las familias por los elevados niveles de precariedad laboral, según han explicado a Efe fuentes de esta central.

En general, este incremento de los salarios estuvo propiciado, según estas mismas fuentes, por el impacto del incremento del salario mínimo un 22,3% el pasado año y por el acuerdo de negociación colectiva que incluía incrementos generalizados de salarios del 2% más un 1% adicional donde la productividad lo permitiese.

  • Últimos datos. El incremento salarial pactado en los convenios colectivos cerrados hasta febrero para 6,2 millones de trabajadores fue del 1,97%, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Se trata de prácticamente el mismo incremento con el que arrancaron los salarios acordados en convenio en enero. Estos avances son ligeramente inferiores al 2,33% con el que cerró el año pasado la negociación colectiva para 10 millones de asalariados. Esta desaceleración obedece a que la negociación colectiva ya ha absorbido el impacto del fuerte aumento del 22,3% que subió el salario mínimo el pasado año.
  • Tipos de convenio. El avance retributivo pactado en los convenios de empresa, que afectaban en febrero a 337.000 trabajadores, fue del 1,53%, ligeramente inferior a la media. Mientras que los sueldos pactados en los convenios de ámbito superior a la empresa sellaron una subida salarial del 1,99% a finales del mes pasado.
  • Sectores. Los empleados con mayores incrementos salariales en el arranque del año fueron los de la Administración Pública, con una subida pactada del 2,85%; la información y comunicaciones (2,4%) y la educación (2,3%).
Normas
Entra en El País para participar